Columna de opinión: Manoseando el fútbol

Enojos más o menos, llegó la hora de olvidarse de la MANO negra y torcerle el brazo.

Por Juan Ignacio Gardella

El robo del siglo, o del Centenario, no hay que tener miedo a decirle como lo que fue. Sobre todo, conociendo el historial de la Conmebol en el fútbol y también los audios de la jugada, que sólo reflejan que los del VAR buscaron acomodar los argumentos para no cobrar algo que ya tenían decidido de anteMANO.

Fútbol Captura de pantalla

Chile clasificó a Francia 98 con una MANO de la diferencia de goles y se quedó fuera de Rusia 2018 por el mismo criterio. Esto, para que tengamos en cuenta lo valiosos que eran los tres hipotéticos puntos, si se metía el penal, o una unidad de oro rescatada desde el mítico estadio uruguayo.

Algunos sostienen que esto puede ser una vuelta de MANO de la CSF por sus roces con el Mindep, mientras que otros advierten que extremar los reclamos podría traer peores consecuencias a futuro. Por eso, mejor que el entrenador y los jugadores se pongan el dedo índice en la boca, y la rabia la descarguen esta noche en la cancha, porque desde ahora en adelante nos podemos esperar cualquier cosa en los escritorios del continente más turbio del mundo del fútbol.

Aquí-no hubo justicia ni la habrá. Lo que pase con Eber Aquino poco nos importa, como tampoco lo que pasó con Bouchardeau, el último que nos metió la MANO al bolsillo.

Hablando de turbiedades, no olvidar que los colombianos, rivales de hoy, fueron uno de los dos protagonistas que dejaron a la “Roja” sin ir al pasado Mundial, en el vergonzoso “Pacto de Lima”, donde se dieron la MANO con los peruanos para clasificar ambos. Otra razón para que los chilenos entren con el cuchillo entre los dientes al pasto de Ñuñoa.

Enojos más o menos, llegó la hora de olvidarse de la MANO negra y torcerle el brazo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo