Richard Páez, arquitecto de la selección venezolana: "Hoy toca la obligación de conseguir los tres puntos"

El técnico con que Venezuela ganó en Santiago en 2001 asegura que la “Vinotinto” debe hacer historia esta tarde, rompiendo la estadística y los miedos. Espera que el equipo de José Peseiro salga a atacar.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Pablo Vargas Zec

Un 4 de septiembre de 2001, Chile caía, por primera vez en una Clasificatoria, con Venezuela. Lo hacía, más encima, en el estadio Nacional. Al mando de esa selección “vinotinto” estaba Richard Páez, un técnico que comenzó a cambiar la historia del fútbol “caribeño” y que, hoy, tampoco ve con muy buenos ojos la derrota en Brasil por 1-0. El DT ve en la selección de José Peseiro a equipo muy defensivo, timorato, que lo lo representa ni expresa el potencial de juego de su país. Por eso, para hoy, asegura  tener “la esperanza de ver a una Venezuela diferente a lo que hemos visto en estos tres partidos”, donde sólo acumulan derrotas.

Más allá de la derrota, ¿por qué considera tan malo el partido contra Brasil? Para todos es duro ir a sacar un resultado allá…

—Es que estoy en la vereda de enfrente de los sistemas de juego defensivos. Cuando estuve al frente de la selección de Venezuela, teníamos 35 años de historia de puras derrotas: solamente habíamos ganado tres partidos eliminatorios. Al asumir el cargo, aposté a un equipo que jugara con una actitud de equipo grande, ofensivo. Jugar a evitar goleadas es para equipos chicos, y con eso no estoy de acuerdo. A los analistas, a los fanáticos, a los que piensan solo en el resultado, evidentemente el 1-0 en Brasil es una luz que encandila. Pero, para quienes tenemos cierto conocimiento estratégico y técnico, y mucho más pensando en la selección de Venezuela, no me gusta cuando la hacen ver como equipo chico. Estoy en otro espíritu.

Chile siempre ha sacado puntos allá. ¿Pueden romper hoy esa estadística?

—Es por obligación que le toca (romper esa tendencia). Hoy, más que nunca, después de haber iniciado (con tres derrotas las Clasificatorias) con la supuesta mejor generación histórica de futbolistas que hemos tenido… No puede ser posible que hayamos jugado tres partidos y haber perdido los tres. Entonces, hoy toca la obligación de conseguir tres puntos. Un punto es un mal resultado para las aspiraciones de clasificación. La única forma de poder demostrar que este proceso está pensando en clasificar a Qatar es, por obligación, ganarle a Chile en este partido tan difícil y complicado. Pero, además, es la única opción para clasificar: ganar de local.

¿Cuáles son las principales virtudes de este seleccionado venezolano?

—Sus jugadores, pero los que uno conoce. Porque los que han jugado los tres primeros partidos, no los conocemos. Son jugadores temerosos, metidos atrás, con pérdida de confianza… No se les ve el nivel internacional que tienen, porque todos son traídos desde el fútbol internacional… Por eso no los reconocemos hoy, jugando de esa manera con la selección.

¿Cuál sería la clave para que Venezuela le gane por primera vez de local a Chile?

—Jugar con una identidad, con una idea  concreta, creyendo que el futbolista venezolano tiene el nivel para jugar a ganar. No generar dudas en los jugadores, tratando de colocarlos en una posición defensiva para ver qué oportunidad le permite Chile. Si a Chile se le deja pensar libre, sin presión, sin ninguna dificultad defensiva, nos ganan otra vez. Chile tiene suficiente capacidad para hacerlo. La única fórmula que tenemos para ganarles es atreverse a jugar con espíritu ofensivo y sobrepasar, con fútbol, a este fuerte equipo chileno.

No suena satisfecho con el trabajo de Peseiro como DT…

—El tiene todos los atenuantes posibles. Posiblemente tiene la capacidad, la calidad  para dirigir a Venezuela. Pero no conoce a los jugadores, no ha tenido tiempo de trabajar con ellos por la pandemia. Lamentablemente, no ha confiado en esa actitud que debe asumir como seleccionador de Venezuela. El golpe inicial del 3-0 ante Colombia le quitó toda la convicción que traía para jugar ofensivamente. Luego, con Paraguay y Brasil, lo que vimos fue un espíritu de juego con todos metidos en posiciones defensivas, para tener alguna oportunidad en transiciones rápidas, que no se vieron. En lo que no estoy de acuerdo es asumir ese papel de adaptarse a los rivales. Esa no fue la metodología que usamos cuando superamos los miedos del futbolista venezolano. Ninguno de los tres procesos que me siguieron continuaron con esa actitud de crecer en base a la calidad y categoría del jugador venezolano. Quedamos últimos en las pasadas eliminatorias, y ahora vamos en esa posición junto a Bolivia. Empezamos mal y, si no cambiamos la metodología, no creo que nos vaya bien.

Si pudiera darle un consejo a Reinaldo Rueda para hoy: ¿de qué le aconsejaría cuidarse de Venezuela?

—Le diría que Venezuela cuenta con jugadores para hacerle un partido interesante a Chile. Lo que espero es que nuestros jugadores salgan con el espíritu de la obligación,  que José Peseiro libere esas desconfianzas y que asuma el reto. Tenemos a (Salomón) Rondón, (Rómulo) Otero, (Yangel) Herrera, (Yefferson) Soteldo, que tienen capacidad para desequilibrar a cualquier rival… Pero si el mensaje es cuidarse atrás, y aprovechar el detalle de desnivel del equipo chileno, de local, estamos perdidos. Si no aprovecha la localía, no sé cuál es el momento para atacar a los rivales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo