El Gráfico Chile

Maradona no puede descansar en paz

Allanaron la casa y el consultorio de su doctor, Leopoldo Luque, imputado por homicidio culposo. Este conflicto se suma el caos del velorio, las fotos del cuerpo y la pelea que viene por la herencia.

La muerte de Diego Armando Maradona, el pasado miércoles, ha tenido consecuencias muy parecidas a lo que fue su vida. Por un lado están los emotivos homenajes relacionados con lo que hizo dentro de una cancha, mientras que por el otro están los conflictos no relativos al fútbol.

Al caos desatado el jueves durante su velorio y a las fotos de los empleados funerarios junto al cuerpo, le han seguido las incógnitas respecto a su deceso. Éstas apuntan directamente a su doctor: Leopoldo Luque.

El abogado y representante del fallecido astro, Matías Morla, denunció una “criminal idiotez” por la falta de atención que tuvo durante sus últimas horas por parte del personal que lo atendía. Y ahora las dudas se dirigen hacia su médico, quien fue imputado por “homicidio culposo y abandono de persona”.

En ese marco, ayer fueron allanados el domicilio y el consultorio del especialista, hecho dado a conocer por la Fiscalía de San Isidro, que está a cargo de la investigación. Se indagan irregularidades en la internación domiciliaria del “10”, quien pocos días antes había sido sometido a una operación para retirarle un hematoma del cerebro.

El procedimiento se habría realizado por solicitud de las hijas del “Pibe de Oro”. Habrían pedido revisar los medicamentos recetados.

El neurocirujano rompió el silencio luego de los allanamientos. “Estoy a disposición de la Justicia. Sé lo que hice con Diego y sé cómo lo hice. Tengo todo para mostrar. Estoy absolutamente seguro de que hice lo mejor que se podía”, se defendió en una improvisada conferencia de prensa en el patio de su casa, en Adrogué.

Profundizando en el operativo, detalló su colaboración. “Les dimos toda la información que quisieron, todo lo que necesitaban. Lo que pidieron, lo tuvieron. Se llevaron la historia clínica, con todos los registros de las atenciones que hice y de los profesionales que participaron”, explicó.

Todo lo anterior se suma a la teleserie que se avecina por su herencia, con cinco hijos reconocidos y otros seis en juicio de filiación. Con una fortuna estimada entre 75 y 100 millones de dólares, se vislumbran más peleas.

Maradona no puede descansar en paz.

Tags

Lo Último


Te recomendamos