Audax Italiano, un club que nació sobre ruedas

Al alero del ciclismo, los italianos de menos recursos de la época fueron los promotores de la institución, que triunfó desde sus inicios. Esta semana está celebrando 110 años de vida.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Juan Ignacio Gardella

Audax Italiano está celebrando esta semana 110 años de vida. Asociado a la colonia, no surgió por la unión de ésta, sino justamente por todo lo contrario, su división.

Algunos inmigrantes de ese entonces se reunían en el Círculo Italiano, fundado en 1895. Un grupo de menor estatus económico-social se sintió marginado de esa entidad precursora, por lo que se separó de ella y creó, en 1897, el Centro Democrático Italiano.

Los de menos recursos, asociados a las nuevas generaciones, apoyarían a los promotores del Audax Club Sportivo Italiano. Un día de noviembre de 1910, Ruggero Cozzi, Alberto Caffi y Amato Ruggieri planearon la idea de formar un club deportivo que cobijara a todos los integrantes de la colectividad y compitiera con otras instituciones ya establecidas, aportando 10 centavos cada uno, los dineros iniciales para fomentar la tarea.

Audax 29 de noviembre de 1910, llamado a la reunión del día siguiente / El Mercurio

El 30 de ese mes, el trío se reuniría con otros miembros de la comunidad en la sombrerería de la familia Cintolesi, en calle Puente 671. Además de los tres ya nombrados, llegaron otros 20, quienes sentaron las bases del Audax Club Ciclista Italiano.

¿Por qué “Audax”? Luego de una acalorada discusión, se eligió este término, proveniente del latín, que significa “audaz” u “osado”, calificativo que les daban en el siglo XX a los ciclistas, quienes eran verdaderos suicidas que se arriesgaban en rudimentarios artefactos por calles sin pavimentar, caminos de tierra, piedras, barro y baches.

El naciente organismo comenzó a funcionar en una pequeña, modesta y oscura pieza de la casona ubicada en San Isidro con Marcoleta, donde funcionaba el Centro. Eso no impidió que, a fines de ese año, la divisa verde se paseara triunfante por las avenidas, los caminos y las arcaicas pistas del ciclismo chileno, lo cual fue aumentando el prestigio, los socios y, por ende, las arcas.

Recién en 1917 empezaron a crearse los equipos de fútbol. Sin embargo, debieron esperar hasta 1921, cuando los hermanos Domingo y Tito Frutero, entusiastas del balompié, le dieron forma a la rama, no sin antes sortear el cisma que eso significó en la organización, pasando a llamarse ese mismo año Audax Club Sportivo Italiano.

Audax El directorio de Audax en 1923 / Gentileza

Fue tan exitosa la gestión futbolística que, en paralelo, en 1922, el equipo se corona campeón de la Copa Chile de la Asociación de Football de Santiago, logro que repite en 1924, en la Liga Metropolitana, con gran protagonismo de los hermanos Iacoponi, jugadores italianos procedentes del Livorno. Fueron los primeros años de los audinos, institución ya centenaria que animaría el deporte capitalino desde sus inicios.

Fuente: Asifuch

Loading...
Revisa el siguiente artículo