logo
El Gráfico Chile
 /
El Gráfico Chile 20/04/2021

Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago acoge querella por violencia intrafamiliar en contra del medallista panamericano Antonio Cabrera

En la demanda presentada por el abogado de Stephanie Subercaseaux, expareja del deportista, se pide la cautelar de no acercarse a la mujer ni a su familia.

El medallista panamericano de ciclismo Antonio Cabrera deberá responder judicialmente a la querella por violencia intrafamiliar que su expareja, la también ciclista Stephanie Subercaseaux, presentó en la justicia, luego que el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago declarara admisible la demanda en contra del deportista.

Cabrera, oro en los Panamericanos de Lima 2019, fue querellado por el abogado de Subercaseaux, Juan Felipe Rojas, por reiterados episodios de violencia intrafamiliar, tanto piscológica como física y sexual, los cuales fueron detallados en el escrito de siete páginas al que accedió hoy radio Cooperativa.

En la querella, que detalla una serie de hechos relacionados con una relación basada en la manipulación del demandado desde 2016, se solicita además la medida cautelar contra del ciclista de no acercarse al domicilio o lugar de trabajo de la denunciante o de sus padres.

“El denunciado se valió de su precariedad financiera para forzar a quien denuncia, a financiar el pago al que él se encontraba obligado a título de alimentos, decretado en favor de sus dos hijos fruto de una relación anterior”, relata el escrito, donde además se cuenta que “la querellante (Subercaseaux) fue cediendo espacios de privacidad para calmar los episodios de celos del querellado, lo que generó que en un momento específico el denunciado tuviera conocimiento de todas las contraseñas de la víctima, lo que le permitía el acceso a todas sus redes sociales, como así también a su correo electrónico”.

Es en ese contexto donde, se explica en la querella, que Cabrera comenzó a tener una conducta “cada vez más violenta” con su expareja, a quien empezó a agredir verbalmente para luego “rápidamente mutar en conductas abusivas en el plano físico, comenzando inicialmente con forcejeos (que dada la contextura física de ambos, impedía bajo todo respecto que la víctima pudiera defenderse o repeler al denunciado), conducta que fue rápidamente superada por golpes de puño y patadas en diversas partes del cuerpo de mi representada”.

El detallado relato de sucesos por los cuales se demanda a Cabrera incluye también otros episodios de agresión física contra Subercaseaux luego de una discusión por “una serie de conversaciones de alto contenido sexual del depotista con otras personas”, que su expareja descubrió, y otras de carácter sexual en momentos en que el medallista panamericano sumó a sus hábitos la “ingesta de drogas y alcohol”.