logo
El Gráfico Chile
 /
El Gráfico Chile 23/04/2021

Revelan que pugna de la Fifa contra el proyecto de la Superliga europea incluía a tres grandes equipos de Sudamérica

Portal brasileño reveló que River Plate, Boca Juniors y Flamengo participaron de las primeras conversaciones para intervenir en el torneo, mientras la Fifa planificaba un nuevo formato de Mundial de Clubes.

Los coletazos a la idea del presidente de Real Madrid, Florentino Pérez, de darle vida a la Superliga europea tuvieron un nuevo episodio, esta vez en Sudamérica, con la polémica postulación de tres grandes clubes de este continente.

Según informa el portal brasileño de Uol, el Flamengo de Mauricio Isla; River Plate de Paulo Díaz y Boca Juniors negociaron su eventual ingreso a la liga europea cuando recién comenzaba a fraguarse la idea de Florentino entre los dirigentes de los clubes europeos, a finales de 2019.

“La directiva de Flamengo tuvo conversaciones con clubes de la Superliga incluso antes de la pandemia de coronavirus, que luego se congelaron. Las negociaciones fueron por una membresía del club, Boca Juniors y River Plate, que podría ocurrir por la liga o el Mundial de Clubes. Al final, la Superliga se hizo solo con europeos, pero el borrador del plan prevé un Mundial para equipos de fuera del continente”, indica el portal brasileño, que asegura que estas conversaciones datan de noviembre de 2019, antes de iniciar la pandemia de coronavirus, y que la Fifa ya en esa época había manifestado su malestar por la idea, ya que en el seno del organismo se planteaba darle forma a un nuevo formato para el Mundial de Clubes actual, con la presencia de más equipos sudamericanos y de otros continentes en ella.

El plan de la Fifa

“El anuncio de la creación de la Superliga se realizó el domingo por la noche con 12 grandes clubes europeos. Hubo una dura reacción por parte de la Uefa y las ligas, con la amenaza del castigo. La Fifa desaprobó la idea, pero utilizó un tono sin amenazas. Sobre todo porque la entidad participó en las conversaciones iniciales sobre la Superliga”, cuenta Uol, que indica que los primeros clubes sudamericanos invitados a participar de esta posible liga fueron River Plate y Boca juniors.

“Fue en noviembre de 2019 cuando el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, habló con un grupo de clubes liderados por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. El encuentro reunió a Boca Juniors y River Plate, quienes fueron considerados para la Superliga. La reunión enfureció a los funcionarios de la Uefa y la Conmebol. Infantino explicó más tarde que la reunión se llevaría a cabo de todos modos y la Fifa podría ayudar a mediar en los acuerdos”, agregaron.

El malestar de la Fifa y la Conmebol, indican en Uol, estuvo en que mientras ellos negociaban con los equipos sudamericanos una opción de sumar más clubes a una competencia nueva de campeones, el presidente de Real Madrid hacía lo mismo con los tres grandes de Sudamérica para sumarlos al proyecto de la Superliga.

“La Fifa se reunió con la directiva de Flamengo durante el Mundial de Clubes 2019. Hubo una invitación para participar en el futuro del Mundial de Clubes, junto a otro equipo brasileño. Pero el formato aún no estaba definido. Paralelamente, hubo conversaciones entre Flamengo y miembros de la Superliga. Según los dirigentes del club, los europeos mostraron interés en incluir al club en el proyecto de forma fija. Sin embargo, como consecuencia, hubo una pandemia y se paralizó cualquier contacto con los clubes sudamericanos. El proyecto lanzado por la Superliga ha evolucionado sin la inclusión de no europeos. Sobre todo porque se espera que se juegue en los meses de mayo, junio y agosto a mitad de semana. En otras palabras, sería inviable para países de otros continentes. Aún quedan tres clubes por incluir como fundadores y otras cinco variables, pero la discusión es solo entre europeos. Pero el proyecto prevé un Mundial de Clubes en enero, durante tres semanas, en un formato diferente al previsto por la Fifa. Es un playoff con 32 clubes, 12 de ellos de la Superliga. También se incluirían otros europeos fuera de la liga y equipos de otros continentes, como Sudamérica. El proyecto de la FIFA contemplaba 24 clubes”, explicó Uol.