El Gráfico Chile

La “U” no pudo acabar con la maldición: Colo Colo ganó con claridad el Superclásico

El Cacique definió tempraneramente el Superclásico 190 gracias a dos goles anotados en los primeros 10 minutos de un partido que ganaron 3-1.

No le alcanzó a Universidad de Chile con la ratificación de Esteban Valencia como técnico del equipo profesional, tampoco con la buena impresión que los azules habían dejado en sus encuentros anteriores, porque al final, y tal como ha venido ocurriendo en los últimos ocho años, Colo Colo se impuso por 3-1 a la «U» en un partido que supieron liquidar en los primeros 10 minutos del encuentro.

Si bien en los primeros segundos del encuentro el equipo universitario se vio firme en los duelos personales, fue el equipo dirigido por Gustavo Quinteros el que estuvo más contundente en el área rival.

Ni bien corrían cinco minutos y una corrida de Pablo Solari por la izquierda le permitió a Marco Bolados anotar la apertura del marcador con un sutil toque que descolocó a Fernando de Paul.

El golpe fue muy duro para la «U», que en la siguiente jugada de riesgo de los albos, poco antes de los 10′, se enredó en la salida para permitir que Solari mandara un balón al área que Gabriel Costa cabeceó en solitario para dar con el vertical derecho de De Paul. El rebote lo fue a buscar Iván Morales, que fue anticipado por el zaguero azul Ramón Arias, quien para su desgracia, empujó el balón al fondo del arco.

El 2-0 fue demasiada ventaja para el Cacique y una demostración, en el juego, que al equipo de Valencia le falta mayor contundencia en ofensiva, ya que en este duelo la figura de su goleador Joaquín Larrivey fue casi decorativa en los primeros 45 minutos. Ausente del área rival y sin posibilidad de recibir un balón con ventaja, el ariete argentino sucumbió ante la marca escalonada de Amor y Falcón.

Un Superclásico cuesta arriba

La segunda parte mostró algo más profunda a la «U», especialmente beneficiada por el ingreso de Marcelo Cañete, sin embargo sus intenciones se fueron diluyendo en la medida que sus jugadores se agotaron y que Mario Sandoval, en un jugada inexplicable, fue con desbordante violencia sobre el tobillo derecho de Bolados para ser expulsado por el juez Roberto Tobar.

Con la desventaja en el marcador, sin el control del juego y con un jugador menos, lo que vino después fueron intenciones personales de los jugadores azules para cambiar su suerte.

Lo tuvo Junior Fernández con un remate que se fue por poco desviado. Pero la diferencia entre uno y otro equipo era evidente y sólo bastaba con que Colo Colo profundizara más sus ataques para que finalmente llegara al 3-0, con un tanto anotado por Ignacio Jara (83′).

Si bien los azules decoraron la derrota con un zapatazo de Cañete (86′), nunca se consolidaron como el rival que requería el Superclásico para cambiar una tendencia que los últimos ocho años ha llevado al Cacique a mantener un invicto que en este torneo se tradujo además de los tres puntos, en la consolidación del primer puesto en solitario, con 43 unidades.

Para los azules, en cambio, la resignación de no poder acabar con la maldición clásica y encima, quedar a 10 puntos del líder albo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos