Colo Colo sigue creciendo con una goleada en la loca tarde sanfelipeña

Venció 4-0 a Unión San Felipe con goles de Pineda, Roberto Gutiérrez -que anotó después de seis meses- y dos de Pontigo, que debutó en las redes. Coria, lesionado. Olivi, figura.

Por

Imagen foto_0000001020120829205757.jpg
Luca Pontigo ingresó sobre el final y marcó dos goles. Foto: colocolo.cl

Fue una noche loca, extraña. Si a Colo Colo le hubiesen dicho que para ganar 4-0 debía pasar por todo lo que sucedió en el Valle del Aconcagua, tal vez lo pensaba antes de ponerle la firma.

El equipo de Omar Labruna sigue mostrando signos de recuperación. Es cierto que los once de Unión San Felipe no eran los habituales -Marco Antonio Figueroa sabe que su objetivo es salvarse del descenso-, pero a los albos no se les viene dando fácil. Hoy lo hicieron ver así.

Jean Paul Pineda abrió el marcador a los 7′ con un remate mordido. Colo Colo era más de entrada pero pocos minutos después Facundo Coria sufría un golpe (el árbitro Eduardo Gamboa no cobró) y a los 21′ debía ser reemplazado por Mauro Olivi. Durante el segundo tiempo el propio Mago contaría en su cuenta de Twitter que tenía una “una fractura en el hueso, entre el ojo derecho y la oreja”.

El Pampa se transformaría en protagonista del partido: aprovechó el desorden de la defensa local y varias veces quedó mano a mano con el buen portero Franco Cabrera. Sí, pese al resultado el arquero local fue otra de las figuras. Sin su intervención el resultado pudo haber sido peor. Olivi se conectó bien con José Pedro Fuenzalida y con Juan Domínguez. En la lucha personal con Cabrera, ganó el arquero, que le atajó varias claras. La mejor del argentino fue una jugada en la que se sacó a un defensor y al arquero con dos globitos. La salvaron en la línea.

San Felipe no mostró mucho. Paulo Meneses ingresó a los 28′ por Matías Blanco, pero se hizo amonestar dos veces y a los 45′ se fue expulsado. Con diez se le hizo más complicado al local. Y Colo Colo no desaprovechó la oferta.

Roberto Gutiérrez, más activo que en los encuentros anteriores, había marcado el 2-0 a los 34′ capitalizando una pelota en el área local tras un córner. El Pájaro puso fin a una oscura racha de seis meses sin anotar. El delantero lo celebró con un fuerte abrazo con el preparador físico Jorge Fleitas.

Los cambios le dieron aire al Cacique, que apretó hasta el final. Olivi seguía en su duelo personal con Cabrera, pero también seguía repartiendo juego para sus compañeros. Luca Pontigo entró por Pineda y a los 88′ anotó su primer gol en el primer equipo: fue un gran contragolpe armado entre Olivi y Fuenzalida. Pontigo lo celebró sacándose la camiseta.

Sobre el final, casi en los descuentos y otra vez de contragolpe, Pontigo cabeceó un centro de Fuenzalida y puso el 4-0 final. Figueroa no sabía dónde meterse. Labruna celebró con satisfacción. Colo Colo goleó y sigue mostrando signos de recuperación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo