Las cuentas pendientes que Jara y Beausejour deberán pagar en el vestuario de la Roja

Los retornados deberán disculparse con el plantel y, según las condiciones que Borghi puso en mayo de 2011, tendrán que aclarar públicamente que "el técnico faltó a la verdad"

Por
Las cuentas pendientes que Jara y Beausejour deberán pagar en el vestuario de la Roja

Imagen foto_0000000320120831133514.jpg
Jean Beausejour y Gonzalo Jara el día que hablaron en el SIFUP. Foto: Agencia UNO

Por Andrés Del Brutto.

“Lamentamos profundamente que el señor Claudio Borghi haga afirmaciones como las que ha vertido, especialmente considerando que en ciertas ocasiones se ha apartado de criterios profesionales durante el actual proceso”.

La frase leída por Jean Beausejour finalizó acompañada por la mirada profunda del jugador apuntando a la treintena de cámaras que seguían los detalles de la conferencia de prensa en el SIFUP. Cuatro de los cincos marginados por el tristemente célebre Bautizazo se defendieron alegando que habían sido expulsado de Juan Pinto Durán de forma “inconsulta y abrupta sin ni siquiera escucharnos”. Y, para sostener su argumentación, eligieron pegarle al técnico de la selección.

Meses después, el propio Beausejour y Gonzalo Jara -otro de los que hablaron en el SIFUP-, reconocieron que la conferencia fue un error. “La conferencia fue una mala decisión, pero hay que dejar en claro que los cinco estuvimos de acuerdo en realizar la conferencia y que Arturo no estuvo, porque tenía que viajar a Italia”, dijo el defensor en conversación con el programa “Los Fullu” de Canal Stream.

“Fue un error gravísimo. Los que me conocen saben lo arrepentido y avergonzado que estaba por haber hecho eso”, dijo Bose a radio ADN.

Los jugadores reconocían haber llegado tarde la concentración, pero no suscribían la declaración del Bichi, que aseguró que aparecieron en un estado “no adecuado para un futbolista”.

Las crónicas posteriores a aquella escandalosa tarde del martes 8 de noviembre, dan cuenta del ingreso a Juan Pinto Durán de Bose, Jara, Arturo Vidal, Carlos Carmona y Jorge Valdivia por el portón alternativo de Avenida Macul. Ya en la doble fecha eliminatoria anterior, el Mago y Bose habían sido fotografiados de madrugada en un café, horas antes de concentrar. Alexis Sánchez y Gary Medel, enterados de la situación y del compromiso de buen comportamiento que tenía el plantel, encararon a los cinco jugadores por faltar a la confianza del técnico y sus compañeros.

Más diplomático, el capitán Claudio Bravo habló en Montevideo tras la derrota 4-0 con Uruguay: “No me dolió, me dio gusto escucharlos, felicitarlos por la valentía que tuvieron de enfrentar el problema, que no es un problema menor, y agradecer la confiabilidad que tuvieron en no decir lo que pasó”, dijo con referencia a esa reacción del Pitbull y el Niño Maravilla hacia los marginados.

Imagen foto_00000001
Bose habla ante la prensa, Carmona, Valdivia y Jara escuchan. Foto: Agencia UNO

¿De qué forma recibe el plantel el regreso de Jara y Beausejour a la Roja?

La ceremonia del perdón será un rito ineludible. Arturo Vidal tuvo que hablar frente a sus compañeros. Ocurrió en Calama, a finales de mayo, días antes de jugar con Bolivia en La Paz. Serio y sin mayores rodeos, el jugador de Juventus se “disculpó, reconoció su error y dio a entender que cambiaría su actitud”, dijo un jugador del plantel. Ellos entienden que el técnico toma las decisiones -en este caso, que regresen los que cumplieron su sanción-, pero por lo bajo exigen que las reglas se cumplan.

“Arturo es muy importante dentro del equipo, al igual que los otros que no están. Esperamos que haga las cosas bien ahora y haya respeto, para poder hacer las cosas bien”, explicó entonces Gary Medel. Lamentablemente, tras el triunfo sobre Bolivia el Pitbull fue sorprendido de madrugada en una discoteque días antes de jugar con Venezuela. Luego sería desafectado de la Selección.

El capitán Claudio Bravo fue menos diplomático con el paso del tiempo: “Fue muy doloroso ver que un grupo de compañeros no estaba en condiciones normales de un futbolista. Son cosas que han marcado el proceso, cuando uno debe hacer noticia solo jugando al fútbol”, le dijo en su momento a TVN para marcar la pauta de comportamiento en la Selección: hoy no hay margen para un nuevo acto de indisciplina.

Tal vez el último foco que deberán apagar los dos retornados sea la condición que Borghi puso días después del Bautizazo para volver: deberán “aclarar públicamente los dichos, aquellos que dicen que yo falté a la verdad”.

Beausejour y Jara ya han hablado con el técnico en privado, pero en consecuencia con lo dicho por el propio Bichi y pese ha que ya han reconocido el error de aquella conferencia, ya integrados a la Roja deberán explicar aquello de que el DT “en ciertas ocasiones se ha apartado de criterios profesionales durante el actual proceso”.

La convivencia es frágil: aquellos que no cumplen las reglas, ahora regresan; los que piden “haber bien las cosas”, luego aparecen de trasnoche faltando el compromiso reclamado. Con cuatro titulares “borrados” por el bochornoso desencuentro entre la U y la ANFP, el comportamiento de los jugadores para esta fecha con Colombia tendrá que ser ejemplar. No parece haber espacio para un nuevo perdonazo. No debería haberlo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo