Francisco Lara, el 10 que se viene en Colo Colo

El joven enganche de 17 años es una de las grandes perlas de la cantera alba y ya debutó en el primer equipo.

Por

Imagen foto_0000000120120904124506.jpg

Por Pablo Vera

El Monumental es para Francisco Lara algo así como el patio de su hogar. Vive en la Casa Alba hace cuatro años y siempre vio desde la ventana de su habitación los entrenamientos del primer equipo. Hoy ya es uno más del plantel estelar y  en los pasillos de Macul se habla de él como el futuro 10 del Cacique. Claro que para llegar a eso, tuvo que sortear varias vallas.

Tú eres de Linares, ¿cómo llegaste a Colo Colo?
Un compañero que jugaba acá, que es arquero (Álvaro Salazar), me dijo que me viniera a probar. Igual a esa edad (12), prácticamente no conocía Santiago, entonces era una ilusión muy grande. Estuve casi tres meses a prueba y en las vacaciones de invierno me dijeron que había quedado.

Y ahí debiste tomar la decisión de tu vida, alejarte de la familia…
A esa edad no asimilaba mucho porque era muy chico, más le afectó a mis padres, pero por suerte siempre me apoyaron. Toda la familia de mi mamá estaba en contra que me viniera por el tema de la edad, de estar solo, pero al final llegaron a la conclusión de que me iban a apoyar.

¿Y cómo fueron esos primeros meses en Santiago?
No fueron tan complejos porque siempre me ha gustado ser independiente, entonces estaba en mi salsa. Ahora, con el paso de los años te vas dando cuenta de lo que estás viviendo y extraño mucho más la compañía de mi familia. Ahora para ellos es un orgullo, pero lo que siempre me piden es que sea el mismo, que me sacrifique, que nunca baje los brazos.

Y vivir en la Casa Alba, ¿cómo es?
Se hace un poco más fácil porque estás al lado de donde entrenas, tienes un régimen y estás cerca de tus compañeros, pero a la vez  se hace difícil porque no tienes un patrón mayor que te dice esto está bien o esto está mal.

El 22 de julio es una fecha que quedará marcada en la vida de Francisco Lara. Ese día Omar Labruna le dio la oportunidad de jugar sus primeros minutos como profesional y su padre justo había viajado para verlo. El sueño ya era más real.

¿Cómo recuerdas tu debut ante Cobresal?
Fue una sensación única, quizá no fue el debut soñado (perdieron como locales). Cuando entré ante Cobresal, la gente estaba vuelta loca, gritando, puteando, escuchaba todo lo que decían, pero hay que acostumbrarse y estar preparado, esto es Colo Colo.

¿Qué tan importante ha sido Omar Labruna desde su llegada?
Muy importante, porque siempre te está apoyando, te dice lo que hay que hacer y eso se valora mucho porque uno está en proceso de aprendizaje. Que te enseñe movimientos, que te diga quiero esto de ti, es importante para uno.

¿No te da miedo ser uno más de los muchos juveniles que irrumpen y que después no logran trascender?
Sí, a quién no. Siempre queda la incertidumbre de qué pasará más adelante. Si fuéramos síquicos sería mucho más fácil, pero es parte de la vida y hay que estar preparado para todo. Depende de uno que no suceda eso de quedarse en el camino.

Si en dos años más te vuelvo a entrevistar, ¿en qué te gustaría estar?
Triunfando, ganando títulos, la Libertadores, ganando todo.

¿O sea que tu idea es, a diferencia de lo que pasó con Rabello, consolidarte primero acá?
La idea de todo jugador de Colo Colo es triunfar acá primero. Quiero obtener muchos logros y después partir a Europa. ¿Dónde? Me seduce el fútbol inglés, el Arsenal siempre me ha gustado, aunque me dicen que me vaya a España.

Valdivia, el Mati Fernández, Rabello son algunos de tus antecesores, ¿te presiona eso?
Yo simplemente quiero ser el nuevo Francisco Lara y de a poco hay que ir empezando a sonar más.

¿Te identificas más con el Mago o con Fernández?
Con el Mago, es extraordinario, un genio del fútbol. Yo soy más como él, de meter la pelotita, el Mati era más de encarar. Mi sueño es jugar con Valdivia, sería entretenido, habría buen fútbol.

Si pudieras rescatar una característica del Mago, otra de Matías y otra de Rabello, ¿cuáles elegirías?
Del Mago podría ser lo genio que es, lo diferente que piensa, en un segundo te resuelve jugadas únicas, del Mati la simpleza y la humildad y de Rabello la potencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo