Los 10 cambios en la Ley de Violencia en los Estadios

Tras su promulgalción, El Gráfico te presenta las principales novedades que tendrá la nueva ley.

Por

Imagen foto_0000000120120911110952.jpg
Mayor responsabilidad tendrán los clubes en la seguridad de los estadio. Crédito: Agencia UNO

Jefe de Seguridad
Será obligación de los clubes organizadores contar con una persona a cargo del operativo. La idea es que “se hagan responsables del desarrollo de toda la coordinación en esa área, del espectáculo deportivo”, explicó Matías Walker, diputado DC.

Carabinero a cargo
El general Alejandro Olivares fue designado como el encargado permanente en la seguridad de los estadios.

El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, señaló que “esta es la primera vez que esto ocurre en nuestros 202 años de vida”.

Perímetro
Tras el fallecimiento de un hincha albo en Rancagua, una de las explicaciones del Plan Estadio Seguro fue que no estaba dentro de su perímetro de control. Ahora eso variará, ya que la ley dice que “se entenderá por inmediaciones la distancia de mil metros perimetrales”.

Penas para los delitos
Para quien provoque lesiones y daños dentro del estadio y en los sectores aledaños, la pena será de entre 541 días y tres años. Las mismas penas correrán para quienes porten armas, elementos u objetos que pudieran provocar daños.

Guardias de seguridad
Otra de las exigencias que se hará a los organizadores es la obligación de contratar guardias de seguridad, conforme a las normas que regulan la actividad y en una cantidad que será previamente determinada por la Intendencia Regional.

No más barras
Uno de los puntos más importantes tiene que ver con la eliminación del concepto de barras de fútbol. La idea es no reconocer la existencia legal de estos grupos, los que son considerados como los principales responsables de los desórdenes dentro y en las inmediaciones del recinto deportivo.

Se agregan castigos
Los dirigentes que se vean envueltos en ayuda a las barras podrían sufrir una inhabilitación de hasta 15 años para ser parte de un club deportivo.

En el caso de los hinchas, las penas consisten en la prohibición de asistir a cualquier partido y sus inmediaciones por un lapso de uno a dos años. Para delitos más graves, se aumenta este período a entre tres y cinco años.

Para los reincidentes de faltas graves, la inhabilitación podría llegar a ser del doble. En los homicidios, castraciones, mutilaciones, lesiones graves y robos con violencia o intimidación, el castigo será de por vida.

Cero financiamiento a hinchas
En esta modificación se hace hincapié a que está estrictamente prohibido a dirigentes, jugadores y equipo técnico financiar a las barras de sus respectivos clubes.

Control de identidad
Cada persona que asista a los recintos deportivos deberá pasar un control que incluirá huella digital y cédula de identidad. La idea de esto es “aplicar con eficacia la prohibición de ingresar a los estadios de las personas que la tengan, pensando que la sanción no es para los partidos que su equipo juegue de local, sino que a todos los partidos de fútbol profesional incluyendo los de la selección chilena”, afirmó el jefe del Plan Estadio Seguro, Cristián Barra. Además se recalca la prohibición de bombos y lienzos.

En este mismo punto, cabe resaltar que los clubes organizadores del evento tendrán la obligación de ejercer el derecho de admisión.

No a la reventa de entradas
En la ley se explicita claramente que los revendedores de boletos podrían llegar a recibir multas que van de las cuatro a las 20 UTM, así como la prohibición de ingresar a recintos deportivos. Asímismo, los estadios deberán contar con el control adecuado para evitar las falsificaciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo