Los grandes saltos del Sapito Livingstone en su exitosa carrera

Fue uno de los primeros ídolos del fútbol chileno. Considerado como uno de los mejores porteros de su tiempo, lo que lo llevó a jugar fuera del país.

Por

Imagen foto_0000000120120911125928.jpg
Sergio Livingstone en la portada de El Gráfico, en 1943.

Con 1.83 metros y una agilidad, que le ameritó el apodo de Sapito, Sergio Livingstone era un arquero muy difícil de pasar. Según los que lo vieron jugar, Sapito era un arquero gana partidos y recibía muy pocos goles.

La prensa española escribió en su tiempo: “Fue un portero seguro y espectacular -un portero que sabe lo que generalmente los porteros americanos no saben hacer, que es salir a tiempo anticipándose a todo peligro”.

Sergio Livingstone comenzó su carrera futbolística a los 15 años, ingresando a las divisiones inferiores de Unión Española, luego abandonó la actividad para volver a Universidad Católica donde debutó en 1938. Se mantuvo en el equipo cruzado hasta 1942, año en que fue contratado por el Racing de Argentina.

Luego volvió a Chile para jugar en Colo Colo. Pero su corazón siempre estuvo con la UC. “Aún en el año que estuve en Racing, y ese año en Colo Colo, yo seguía adherido con todos mis afectos a Universidad Católica”.

Se retiró en 1959 defendiendo la camiseta cruzada.

Por la selección chilena disputó 52 partidos, participó de seis Copas América y en una Copa del Mundo (Brasil 1950).

Entre sus distinciones se destaca el premio al mejor jugador de la Copa América de 1941, portero menos batido de Chile en dos ocasiones y el Premio Nacional de Periodismo Deportivo 1987.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo