Opinión de Guarello sobre caída de la Selección: "Nada"

Los problemas defensivos de Chile fueron clave a la hora de sentenciar la derrota frente a Colombia. Sin embargo, no son la única explicación.

Por

Imagen foto_0000000120120912105629.jpg

La selección chilena vivió un amargo partido ante Colombia / Crédito: Agencia Uno

Tal como se dijo en la editorial del número de agosto de la revista (“Morir con la nuestra”) y en la columna de ayer del diario (“Casi punteros“), los problemas defensivos de Chile fueron clave a la hora de sentenciar la derrota frente a Colombia. Sin embargo no son la única explicación, lo que más impacta de lo ocurrido en el Monumental fue la quieta inacción ante los vaivenes del partido.

Chile se defiende mal, pero a veces saca el resultado. Esta vez no fue así, igual que en Buenos Aires, Montevideo y Nueva York. Pero hubo un agravante: la falta de reacción de la banca. Sin merecerlo, el equipo se fue al descanso ganando 1-0. Las cartas estaban vistas: Colombia dominaba, ganaba por arriba y nos habían expulsado a Gary Medel. El resultado nos favorecía, pero eso no era sinónimo de estar haciendo lo correcto. Obviamente había que reordenar las piezas para el complemento ¿Qué hizo Jaime Vera? (o Claudio Borghi): Nada.

Gravísimo. Mantuvieron el mismo equipo, el mismo esquema, suponiendo que todo estaba controlado. El 1-0 se mantuvo algunos minutos, pero Claudio Bravo estaba machucado de tanto volar y tenía las manos rojas con todas las atajadas. Había que hacer algo, reforzar la defensa, compactar el esquema. ¿Qué se hizo? Nada. Luego vinieron los goles y recién la banca se movió, pero todo estaba perdido.

En cinco días Chile bajó del primer al quinto lugar. Está en la zona y hay pocos puntos de diferencia con los de arriba. Pero esos son números, lo que preocupa es el juego. El equipo lo hace mal. Así de simple. Hay individualidades y pequeños momentos, pero se ve un cuadro desestructurado, frágil, al que le convierten demasiado fácil.

Somos la peor defensa de Sudamérica, pero no la mejor delantera. Hay que rectificar. No muramos con la nuestra, vivamos con ella. No queremos cambiar a Claudio Borghi, queremos que Claudio Borghi cambie. Por el bien de todos. Antes las críticas eran apagadas con el argumento del liderato en la tabla. Eso ya no sirve

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo