Entrevista a guitarrista de Los Bunkers: "Nací de Huachipato"

El músico Mauricio Durán cuenta que su "corazón es negro y azul".

Por

Imagen foto_0000000120120914113849.jpg

Pocos minutos antes de tocar en vivo en los estudios de radio Rock & Pop, el guitarrista de Los Bunkers, Mauricio Durán, aceptó la invitación a conversar de fútbol. De Huachipato, Bielsa, de la rabia que le produce Jorge Valdivia y de su desconocida afición por el ajedrez. Este es el mano a mano con uno de los integrantes de la banda de rock más importante de la última década.

¿Eres el más futbolero de Los Bunkers, Mauricio?

Mmm, yo creo que con el Basualto (batería) y el Gonza (bajo) tenemos un nivel parejo. Mi hermano Francis (teclados, guitarra) y Álvaro (voz, guitarra) son un poco más dispersos.

¿Y cómo se reparten los gustos en Los Bunkers?

Álvaro es del Colo, Gonzalo de la U, Mauro Basualto tiene doble militancia entre Fernández Vial y la U, que es algo que yo no entiendo (risas) y Francis y yo somos de Huachipato.
Es bien común en provincia simpatizar con el equipo local, pero ser hincha de uno de los grandes…

Sí, yo no entiendo la doble militancia en política, ni en el fútbol. Yo puedo simpatizar con otro equipo, si hay algún chileno jugando afuera lo apoyo, pero mi club de corazón es Huachipato, no sé cómo podís tener el corazón dividido. Tampoco entiendo que a un chileno le guste Boca Juniors.

¿Cuándo te hiciste hincha de Huachipato?

Cuando nací. En 1976 dos años después de ser campeones. Tiene que ver con una historia familiar. Mis dos abuelos trabajaron en Huachipato. Uno era obrero y el otro del departamento de Ingeniería. Ellos estuvieron en la construcción de la siderúrgica y se quedaron ahí. Los más viejos hicieron una cooperativa de vivienda y se instalaron en Pueblo Hundido, que es lo que hoy se conoce como Las Higueras. Mi papá aún trabaja en Huachipato. Nunca tuve otra opción. Nací de Huachipato, vivía a cuatro cuadras del estadio.

¿Y entre tus amigos de infancia, no había colocolinos en el barrio?

No. Éramos todos de Huachipato. Mis vecinos, mis amigos, a todos nos gustaba el equipo. Era gente que trabajaba ahí, que había ayudado a formar la empresa y todos se sentían muy identificados con el club. En los álbumes familiares que hay en la casa de mi abuela hay fotos de mis parientes que viajaban en bus a ver a Huachipato a todos lados, eran militantes duros, cachai.

¿Quién era tu ídolo?

Pindinga Muñoz. Era lo máximo. Pero en el barrio me decían Pato porque me creía el Pato Yáñez.

¿Jugaste?

Un par de años en campeonatos internos, después en el colegio, pero no iba por ahí lo mío.

¿Algún otro jugador que recuerdes?

Luis Pelé Araya, Sandro Navarrete, Zaracho en el arco y Sergio Díaz, ese chascón jugaba muy bien. De otros equipos me gustaban Juan Carlos Letelier, Orellana, Óscar Wirth, Adolfo Nef,  Osbén, Miguel Ángel Neira, Jurel Herrera y ya más grande Zamorano y Salas.

¿Y de los actuales?

Me gusta el Mago Valdivia, pero me da rabia, porque siempre anda con sus cagadas y encuentro que es lejos el más talentoso de todos. Me encanta como juega, encuentro que tiene un don, pero es como si no se hiciera responsable de ese don.

¿Cómo es ser hincha de Huachipato?

Ingrato (risas). Imagínate, nunca he visto ver levantar la copa, ni fuegos artificiales, nunca he tocado la bocina, yo no conozco esa experiencia. Somos los únicos campeones de la zona, es cierto, pero no me tocó vivirlo. En realidad Huachipato es un equipo de la medianía. No te hace pasar ni grandes alegrías, ni grandes tristezas. Recuerdo un ascenso a Primera en un partido con Cobresal, ese día hubo fiestoca.

Tienen una camiseta bonita, en todo caso…

Me encanta. Mi corazón es azul y negro. Lo bonito de Huachipato es que es un club deportivo con todas sus letras. Tienes desde ajedrez hasta alas delta. básquetbol, vóleibol, natación, hockey, bicicross. Yo jugué ajedrez por Huachipato.

¿En serio?

Sí, el ajedrez me enganchó fuerte en una época del colegio. Hace un par de meses descubrí una tienda en México donde me he comprado libros para volver a jugar.

¿Cuando estás allá te metes a internet para saber cómo salió Huachipato?

Trato, a veces se me pasan un par de semanas, pero tengo un tío que me mantiene informado y me cuenta cómo va el equipo. Tengo ganas de conocer el estadio nuevo. Como cuando estamos acá siempre tocamos los fines de semana, todavía no puedo ir pero se ve lindo.

¿Simpatizas con algún equipo mexicano?

Me cae bien el Cruz Azul. Ellos son los cementeros y nosotros los acereros (risas). También me gusta que el Chivas juegue con puros mexicanos. Allá tengo amigos “pamboleros”, que es como le dicen a los futboleros, y he ido algunas veces al estadio.

¿Tienen contacto con los chilenos que juegan allá?

Chamagol aparece de repente. También con Fernando González hay harta onda, pero la semana pasada nos pasó algo divertido en Chillán. Estábamos después de un concierto que dimos en una explanada al lado del Nelson Oyarzún, cuando veo en el camarín a un muchacho con su mujer y una niñita como de dos años. Alguien de la producción se me acerca y me dice que es el goleador de Ñublense que nos quería conocer. Era Jonathan Cisternas que nos fue a saludar y nos contaba que le gustaban nuestras canciones y nos llevó una camiseta de regalo. Fue muy simpático.

Me imagino que viste el partido de la Selección

Un desastre. No jugaban a nada. Era un relajo. Hay buenos jugadores, pero creo que falta dirección.

¿Te gustaba Bielsa?

Le compro todo. Me gusta la gente que hace las cosas con carácter, sin medias tintas, aunque la caguen, pero que sean definidos, independiente de que prueben cosas y no resulten. Creo que lo que le pasó a Gary, no habría pasado con Bielsa, porque él habría tenido otra cosa en la cabeza. Siento que el chileno necesita un mini dictador para funcionar mejor y Bielsa era bien dictatorial (risas). Con Bielsa no andaban paveando, cada jugada que tenían en los pies era una responsabilidad.

¿Livingstone o Julio Martínez?

Qué pena lo del Sapito. Fue el primer futbolista chileno que triunfó afuera…mmm creo que me identificaba más con Julio Martínez, pero en realidad me quedo con Vladimiro Mimica.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo