La dramática trastienda del revés de U. de Chile ante Santos por la Recopa

Civelli y Morantes ni a la banca, el estadio no se llenó en Sao Paulo. Algunos de los hechos que marcaron el partido en Pacaembú.

Por

Imagen foto_0000000120120926212900.jpg
El Peixe celebró junto a su público. (Foto: Photosport)

La U fue incapaz de ganar su segundo título internacional en Sao Paulo, donde se vivieron varias situaciones en el triunfo de Santos por 2-0.

Ni para la banca: Civelli y Morante quedaron fuera

Luciano Civelli y Eduardo Morante viajaron hasta Brasil con la esperanza de sumar minutos. Lamentablemente el primero, por molestias físicas (sólo ha jugado 3 partidos desde que arribó este semestre a la U) no pudo ser alternativa ante el Santos y tuvo que tomar palco junto a sus compañeros en la banca para ver la derrota de los azules. El ecuatoriano por su parte, quedó excluído incluso de la suplencia por decisión de Jorge Luis Sampaoli.

No estaba lleno: Estadio a la mitad

Al parecer el mal momento por el que atraviesa el ex cuadro de Pelé no motivó al público, pese a que la Recopa es prácticamente el único consuelo que le quedará al Peixe esta temporada.

El Pacaembú, con una una capacidad para 35.000 personas, es el reducto en donde el Corinthians hace de local habitualmente. Aunque el estadio no le es desconocido al albinegro ya que fue aquí el lugar donde se coronaron campeones de la Copa Libertadores del año pasado.
Invitado de piedra

El frío se hizo presente en el Pacaembú

Los días previos al cotejo, en los cuáles reino la lluvia, hacían preveer que el clima sería adverso y complicado. No más de 8 grados eran los que acompañaron tantos a los azules como al cuadro local. De hecho, muchos jugadores de ambos elencos utilizaron diversos accesorios para protegerse del intenso frío que cayó en Sao Paulo. En el entretiempo inclusive retornó el agua al estadio del Timäo.

Casi cuesta caro. Cuerpo técnico azul casi en las graderías

Jorge Sampaoli no abandonó esta vez su estilo de dirigir. Histriónico y apasionado al borde de la cancha reclamó cuanta jugada pudo durante el cotejo. En el segundo tiempo su duelo personal lo tuvo con el cuarto árbitro. Éste le avisa al juez principal de los aireados alegatos del DT casildense y Martín Vázquez se acerca a la banca del cuadro estudiantil para advertirles a todo el cuerpo técnico que terminaran las quejas o sino los obligaría a abandonar el banquillo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo