Las 10 historias que dejó el clásico entre la UC y Colo Colo

El Gráfico hace una selección de algunos hechos que para muchos pasaron desapercibidos.

Por

Imagen foto_0000000220120930182627.jpg
San Carlos respondió a la perfección en el clásico ante los albos. Crédito: Agencia UNO

Andaba desaparecido
En la llegada de Colo Colo a San Carlos de Apoquindo apareció el argentino Horacio Cardozo, quien es uno de los borrados en el plantel albo. El transandino ingresó a arengar a sus compañeros  en la previa del cotejo.

Ultra resguardado
Antes de finalizar el clásico, siete guardias de seguridad se ubicaron tras la banca de Universidad Católica para proteger de la furia cruzada a Martín Lasarte. Los encargados evitaron que la fanaticada increpara al DT.

La arenga y el error de redacción
En el calentamiento previo, el locutor de San Carlos entregó un gran mensaje de apoyo a la oncena de Universidad Católica. A la hora de presentar a los jugadores en el marcador apareció el nombre de Roverto Ovelar. Un error de tipeo.

Temprano adiós
La hinchada de Universidad Católica comenzó a retirarse del estadio tras el gol de Gonzalo Fierro. Muchos de ellos abandonaron increpando al DT Martín Lasarte. En los minutos finales del compromiso, la tribuna oficial contó sólo algunos hinchas albos infiltrados.

Le contestó a los hinchas rivales
El argentino Tomás Costa vio el compromiso de los cruzados desde la tribuna, ya que recibió tres fechas de castigo. El transandino, posterior al cotejo, recibió toda la hostilidad de los fanáticos de Colo Colo y el volante respondió con algunos gestos a los albos.

Festejaron hasta con pañuelo blanco
El actual presidente de Blanco y Negro, Carlos Tapia, en compañía de Leonidas Vial, Aníbal Mosa y el ex timonel, Hernán Levy, festejaron todos los goles del popular con sentidos abrazos. En el epílogo, el mandamás albo sacó un pañuelo para despedir a los suyos.

El espantachunchos de Felipe Flores
El delantero de Colo Colo, Felipe Flores, intentó hacer varios lujos frente a la Universidad Católica. Recién en el minuto 69, el artillero de Pedrero logró realizar uno de los lujos a la perfección y fue el espantachunchos, jugada realizada por Jorge Valdivia en el Palmeiras. La víctima de la jugada fue Cristián Álvarez, quien, además, fue burlado con un sombrerito, que llegó a Carlos Muñoz. “Eso te lo da la confianza y ahora resultan cosas que antes no. Lo más importante es que el equipo ganó y seguimos por buena senda”, aseveró el jugador, quien volvería a ser citado por Claudio Borghi pensando en los duelos de Chile con Ecuador y Argentina.

El espectáculo salió a la perfección
Un total de 16 detenidos hubo en el clásico entre Universidad Católica y Colo Colo. Cuatro de ellos fueron detenidos por órdenes pendientes, el mismo número por desórdenes en la vía pública y ocho de ellos por infracción a la ley de drogas. Además, dos fiscales estuvieron en San Carlos de Apoquindo.

Carachito y De La Fuente recibieron todo el cariño
El colombiano Juan Guillermo Domínguez y el argentino Fernando de la Fuente fueron los más solicitados por los hinchas tras la victoria alba ante los cruzados. El volante de contención firmó autógrafos y se sacó cuantas fotos pudo con los hinchas antes de emigrar hacia su hogar.
“Es lindo sentir el cariño del hincha de Colo Colo y lo más importante es que todos se van contentos”, esbozó el transandino.

En tanto, Carachito fue felicitado por su jugada genial del penal y recibió muchos abrazos de las simpatizantes del popular. El cafetero sólo agradeció a sus fanáticos.

El perdón del capitán y el saludo de amigos
El zaguero Cristián Álvarez fue el único que le dio disculpas a la tribuna luego del partido. Además, Fernando Cordero se saludó fervorosamente con Jean Paul Pineda y Leandro Delgado, con los que compartió en Unión Española. Eso sí, el Chiqui se fue rápido a las duchas molesto por la caída.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo