Las claves del empate parcial entre Ecuador y Chile en Quito

La Roja atacó poco, Pinto apareció cuando lo exigieron, Matías tuvo una buena y otra mala. El análisis de la primera parte en el Olímpico Atahualpa de Quito.

Por

Imagen foto_0000000120121012184240.jpg
Pinto, Osvaldo, Díaz y Jara lamentan el empate de Caicedo. / Foto: Photosport

APENAS CINCO MINUTOS

Eso fue lo que duró el juego ofensivo de Chile. Fueron los cinco minutos iniciales, cuando la Roja intentó presionar la salida local -a veces con éxito- y principalmente gracias a los arrestos de Matías Fernández, siempre mostrándose para recibir la pelota. Cuando Díaz comenzó a desaparecer y a Seymour lo sobrepasaron, Ecuador recuperó la pelota y, salvo sus centrales, jugó en campo de Chile. Más allá de la jugada de la apertura de la cuenta, la Roja atacó muy poco en lo que quedó del primer tiempo.

LA ATAJADA DE PINTO

Minuto 16, córner desde la izquierda. Erazo se eleva e impacta de cabeza. La pelota sale potente, hacia abajo y justo antes de la línea de gol, las manos de Miguel Pinto detienen la trayectoria que tenía destino de gol. Gran volada del arquero del Atlas. Clave en ese momento del partido, cuando Ecuador jugaba prácticamente con equipo completo en campo chileno.

EL JUEGO AÉREO

Benítez, Achilier. Los dos ecuatorianos ganaron de cabeza en el área chilena tras una jugada de pelota parada. La primera pegó en el palo y después la rechazó Jara. La segunda fue desviada por Seymour, también de cabeza. Cada pelota llovida que se acercaba al área de Pinto -hay que sumar la anterior de Erazo-, generó preocupación en la defensa chilena. Apenas Jara rechazó un centro peligroso a los 40′. Una cuenta pendiente en toda la eliminatoria.

¿Y ESTO, CÓMO SE EXPLICA?

Recién a los 24′ la Roja reapareció en campo rival. Fernández intercambió la pelota con Seymour y se mandó por la derecha. Isla esperó el momento justo del pase para picar: Matías le lanzó la pelota y el Huaso controló para irse sobre la línea de fondo. Sacó un potente centro hacia el área, donde esperaba Alexis. De forma inexplicable, cuando era más fácil echarla adentro que afuera, el defensor local Paredes con un derechazo la mandó al fondo de la red, casi como si hubiese querido hacerlo de esa manera. Un autogolazo. Sin merecerlo, Chile se puso en ventaja de forma parcial.

UNA BUENA, OTRA MALA

Así como Fernández estuvo brillante abriendo juego en el gol chileno, de un error suyo llegó el empate ecuatoriano. A los 32′, presionado por Saritama en la mitad de la cancha, Matías escogió pasar hacia atrás. Buscó a Pablo Contreras, Saritama se barrió y Matías reclamó una falta. Contreras no estaba bien parado y Caciedo lo anticipó. El delantero se llevó la pelota, eludió la salida de Miguel Pinto y, cuando se barría Osvaldo González, alcanzó rematar para sellar el empate. Hasta ahí, merecido para el local.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo