El reconocimeinto del Atahualpa dejó "prendidos" a los jugadores

La Roja quiere ganar por primera vez en Quito en un partido clasificatorio para una Copa del Mundo.

Por

Imagen foto_0000000220121012072943.jpg
Chile quiere hacer historia en Quito. (Foto: Photosport)

Por Raúl Toledo, enviado especial a Quito

El equipo chileno reconoció el reducto de Quito, donde hoy enfrentará a Ecuador. Balones detenidos, cambios de frente y acostumbramiento a la cancha fue lo que mostró el equipo de Claudio Borghi.

Saben lo que deben hacer hoy: dar rienda suelta al estilo de su técnico. Anoche, en una fría jornada, la selección chilena llegó hasta el Atahualpa para reconocer el terreno de juego. La práctica duró por espacio de 75 minutos y el Equipo de Todos realizó una variada gama de trabajos comandados por el Bichi.

Los porteros entrenaron con Carlos San Martín, mientras que los delanteros probaron en inumerables ocasiones al meta Miguel Pinto, quien estuvo a la altura y respondió a los remates realizados por Marcelo Díaz, Alexis Sánchez, Matías Fernández y Arturo Vidal. Todos ellos también probaron los tiros libres para acostumbrarse a la pelota en la altura.

Dentro del campo quedó claro algunos liderazgos como el del Mati, Vidal y Contreras. Alexis nunca se separó de Junior Fernandes y hasta un duelo de velocidad realizaron, donde ganó el jugador del Bayer Leverkusen. Sebastián Pinto nunca se separó de Felipe Seymour, mientras que en cada pelota Felipe Gutiérrez le pegó con el alma y fue el más acertado a la hora de probar a los goleros. Más callado se vio Marcos González y Eduardo Vargas estuvo todo el tiempo con Osvaldo González, en una cofradía que viene desde la Universidad de Chile.

El capitán Fernández trabajó varias jugadas con Arturo Vidal, mientras Gary Medel aleonó constantemente a sus compañeros. El Colocho Iturra realizó jueguito en el centro del campo, tras la reunión en el punto central del Atahualpa. El concepto fue el mismo: ganar a como dé lugar. La cita de Claudio Borghi y sus jugadores duró por espacio de 10 minutos y después Hernán Torres, preparador físico de la escuadra chilena, dio inicio al trabajo haciendo hincapié en el trote corto.

Otro que se robó las miradas fue Mark González. El volante del Cska Moscú falló en contadas ocasiones a la hora de rematar y fue uno de los más certeros. A la hora de finiquitar, la situación fue preocupante y muy pocos pudieron embocar. El Niño Maravilla le hizo un par de bromas a Vidal y las sonrisas fueron cómplices. El Bichi, junto a Jaime Vera, fueron de un lado para otro. La consigna general es obtener una victoria.

Imagen foto_00000003

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo