¿Qué equipo es el más popular? Claudio Palma y su amor por Magallanes

El Negro es un fanático acérrimo de Magallanes y contó que su abuelo paterno le inculcó el amor por la camiseta de los carabeleros.

Por

Imagen foto_0000000120121025112534.jpg

Por Raúl Toledo Casanova

Al conversar sobre el equipo de sus amores revivió cada recuerdo de su infancia en el tablón. Y se nota que es un enamorado de su equipo: Magallanes. El relator del CDF, Claudio Palma, contó sobre el nacimiento de su idilio con el cuadro carabelero. Su padre fue directivo de la Anfa y su abuelo Osvaldo Palma lo llevó durante varios fines de semana hasta la comuna de San Bernardo, donde el cuadro carabelero hizo de local en la cancha de Vulco. “Son recuerdos inolvidables. Magallanes es parte de mí y siempre que puedo voy al estadio. Mi amor por la institución siempre estará”, dijo el Negro.

Claudio … ¿Cómo surge su romance con Magallanes?

Mi papá fue dirigente del fútbol amateur y no iba a los estadios, porque pasaba los fines de semana en sus cosas y mi abuelo paterno fue toda la vida hincha furibundo de Magallanes. Con él empecé a ir a la cancha los fines de semana y de repente mi hermano mayor nos acompañaba. Me acuerdo que yo jugaba en la mañana, me iba a la casa de mi abuelo, una cazuela de almuerzo, armabamos los sandwich y el termo con café y partíamos a San Bernardo en micro. También fui al Municipal de San Bernardo y lo seguí a Viña, Rancagua, Valparaíso. En los ochenta logramos hartas cosas y ahí partió mi amor.

¿Qué idolos tiene de su club?

(Se rie) En realidad son bien atípicos y hace poco tuve contacto con José Gato Bernal, que siempre saludo por el CDF. También admiré como jugador a Luis Marcoleta (actual DT de Arica) y me acuerdo que jugaba con tobilleras blancas y también al Rápido Rojas. Recuedo al Gringo Nef, Alberto Quintano, el Monito Suazo, el Mosco Venegas, el Hueso Basay, en fin.

¿Qué le parece el Magallanes actual?

Tengo un rollo con las sociedades anóminas que es difícil de explicar. Cuando te hablo de Magallanes me acuerdo de las rejas que se formaban en la galería, de la bandita y del gran sentimiento que existía por las instituciones. Quizá, el que los equipos lidiaran permanentemente con la pobreza hacía que uno los quisiera mucho más. Cuando nos perdimos en Tercera División, lo retomó Anselmo Palma y levantó al club. Eso no lo desconozco y se agradece el gran esfuerzo y el orden que le entregó a la institución. Pero por ejemplo el cambio de la insignia es algo que no me explico y no me cuadra. Me guío más por lo romántico, por lo de antaño, donde se jugaba por la camiseta. Era como el fútbol de barrio.

¿Cómo define su amor por la institución carabelera?

Magallanes es mi primer y único amor en el fútbol. Es mi primer romance que logré internalizar a los doce años y que aún sigue.

¿Qué recuerdos tiene de antaño?

Una historia que nunca olvidaré fue con Roberto Spicto (DT de inferiores en Calama). Él era lateral derecho del club, lo fracturaron y yo estaba en la galería. Gritaba estoy quebrado, estoy quebrado. Años después nos topamos en una prueba de jugadores. Yo iba como arquero a la cancha de Vulco y quedé seleccionado, pero hubo un cambio interno de técnicos y llegó Spicto a cumplir funciones en esa serie. Le conté que había quedado la semana anterior y me dijo que no tenía porte para el puesto. Me mató y me fui llorando. Hace unos meses, le enrostré como broma esa situación y me dijo que era un visionario porque servía para el relato y no para el fútbol, jajajá.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo