Potencia Vargas atacó a periodistas y a los árbitros por descenso de La Serena

El zaguero central dice que podría revisar su decisión de retirarse en el caso de que el club le pidiera seguir.

Por

Imagen foto_0000000220121108080442.jpg
Potencia no se guardó nada. (Foto: Photosport)

Por Eduardo Bruna

Dice que él no lo vio, pero que es muy probable que el legendario “hombre del maletín” haya andado por El Salvador el pasado fin de semana. Jorge Vargas, zaguero central de La Serena, está molesto y se le nota. Con 36 años y 18 de fútbol, tenía proyectado retirarse, pero el descenso de su equipo a la Primera B lo haría replantearse el proyectado adiós si el cuerpo técnico o la dirigencia pensaran en él para un pronto regreso al fútbol grande. “No es algo que esté decidido, porque no depende sólo de mi, pero si puedo serle útil al club jugaría una temporada más. Después de todo, físicamente me siento bien”, señala el Potencia Vargas.

Cuenta que en sus planes estaba dejar a La Serena en Primera y dedicarse de lleno a su nueva empresa de representación de jugadores, pero que lo ocurrido el pasado domingo todavía lo tiene con el genio atravesado. El mismo explica porqué: “Sufrimos un arbitraje horroroso en el segundo tiempo en El Salvador. Fue como si al árbitro, René de la Rosa, se le hubiera olvidado dirigir de pronto. ¿Cómo para un partido en que se juegan cosas tan importantes, como la posible pérdida de categoría de un equipo, se designa a un árbitro de poca trayectoria y en cambio La Calera-Huachipato es dirigido por Enrique Osses, calificado como el mejor pito del medio nacional?”.

Los reclamos de Vargas no paran allí, porque enseguida agrega: “Lo peor es que esos periodistas que debieran ser objetivos nada dicen de estas cosas. O si opinan, lo hacen de una forma tan tendenciosa que uno sólo puede llegar a la conclusión de que a veces anteponen el amigo al periodista”.

¿Podrías explicarte mejor? ¿Te refieres a algún periodista en específico o al medio en general?

Me refiero específicamente a Fernando Solabarrieta y a Pedro Carcuro. Yo todos los domingos veo el programa que hacen en Televisión Nacional y me llamó mucho la atención que nada dijeran del pésimo arbitraje en El Salvador y que, frente al descenso de La Serena, culparan a la labor que durante cinco fechas le cupo a Marcelo Caro, en circunstancias que cuando éste asumió el equipo ya estaba muy complicado y en claro riesgo de descender.

Pero Jorge…, como periodistas hicieron sólo una crítica, por lo demás muy válida.

Está bien, pero como periodistas bien informados ellos no podían dejar libre de polvo y paja a Miguel Ponce, que estuvo al frente del equipo la mayor parte del campeonato. ¿Nunca supieron de la mala campaña? Lo que pasa es que ellos son amigos de Ponce, y para exculparlo le cargaron los dados a Marcelo Caro, que hizo lo que pudo. Mi impresión es que, además de tirarle un salvavidas al Chueco Ponce, le pasaron la cuenta a Marcelo.

¿Y qué cuenta crees tú que podían pasarle?

Pienso que a lo mejor por el hecho de haber sido gerente deportivo del club lo culparon a él de la salida de Fernando Vergara de la dirección técnica de La Serena, el año pasado. Y como también son amigos de Vergara, culpando a Marcelo Caro mataban dos pájaros de un tiro.

¿No crees que estás hilando muy fino?

No, porque hay cosas que me llaman mucho la atención. Por ejemplo, nada dijeron del arbitraje abiertamente perjudicial que sufrimos en El Salvador frente a Cobresal, pero yo recuerdo que, cuando en el inicio del campeonato Colo Colo le ganó a Iquique un partido muy reñido en el norte, con un gol que además fue polémico, ellos estuvieron hablando como dos semanas de ese gol, sabiendo además que no iban a llegar a nada, porque nunca hubo una cámara que mostrara la posición de Muñoz en el momento de salir el pase. Es decir, no se podía saber si había arrancado o no en posición fuera de juego. Pero claro, como el perjudicado había sido el amigo Fernando Vergara, director técnico de Iquique, hicieron los mayores esfuerzos por dar a entender que el triunfo albo había estado viciado. Son esas cosas las que me molestan.

— Pincha los puntos de abajo para seguir leyendo — >

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo