La campaña más importante de Michael Ríos es por su hijo en la Teletón

El volante de la UC recibió a El Gráfico y compartió la historia de sacrificio de su hijo que sufre microcefalia y es ayudado por la fundación.

Por

Imagen foto_0000000220121127103721.jpg
Ríos junto a su hijo Johan en la población José Maria Caro. Crédito: Rodrigo Vilches.

Por Demid Herrera

Para muchos, ayer Universidad Católica partió rumbo a Brasil en busca de un milagro. El mítico Morumbí será el escenario para la semifinal de vuelta entre los cruzados y Sao Paulo, tras el 1-1 en San Carlos, y aunque en el papel parezca una quimera, Michael Ríos es uno al que le sobran argumentos para creer con que es posible.

El volante de 27 años, que llegó a principio de temporada, hoy es una de las gratas sorpresas de la UC 2012. Ríos se transformó en el goleador de la UC que lucha por alzar la Copa, una lucha complicada, pero menos fuerte que la que ha debido dar Michael en la vida.

“No ha sido un año fácil para nosotros y quizá nadie hubiese apostado que llegaríamos a una semifinal, pero hoy estamos acá, a noventa minutos de conseguir algo muy importante para nosotros y para la institución”, declaró el ex Iquique, quien abrió las puertas de su casa para El Gráfico.

En lo personal, ¿dónde te pilla esta semifinal?
Justo donde quiero. Mi intención era llegar a un grande y poder trabajar como lo he hecho siempre, con humildad y sacrificio, que fue lo que me enseñaron en el barrio cuando chico. Para mí era ideal llegar de un equipo más chico y metiendo menos ruido, porque podía demostrar las ganas de hacer las cosas correctamente.

¿Y con qué te encontraste en Católica?
Con las mejores condiciones de trabajo, pero va en cada uno tomar las cosas que le entregan para conseguir todo. Yo eso quería y aunque no pudimos con los playoffs, estamos con este sueño en la Sudamericana. Es la primera vez que me toca jugar en el extranjero y estamos en una semi, así que es un sueño hecho realidad.

Este mejor pasar podría motivar a muchos para cambiarse de barrio, pero sigues en tu casa en Lo Espejo. ¿Por dónde pasa esa decisión?
Cuando llegué a la UC pensé en partir, sobre todo para estar cerca del estadio, pero si es por comodidad acá tengo todo lo que necesito. Mis amigos, mi familia y un ambiente que no se disfruta en otro lado. Pero también uno tiene hijos y si tiene la posibilidad de darles otra vida mejor, tiene que evaluarlo.

Pincha más abajo para seguir leyendo…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo