Mario Sánchez se querellará contra árbitros que denunciaron el "Club de póquer"

El ex colegiado Fifa junto a su abogado, Samuel Catalán, llegarán a la justicia por los dichos de Sergio Erices, Cristián Ramírez, Juan Donaire y Cristián Basso.

Por

Imagen foto_0000000220121127140639.jpg
Mario Sánchez lo pensó dos veces antes de querellarse. / Archivo.

Por Raúl Toledo Casanova

Quiere llegar hasta las últimas consecuencias. Durante el mediodía, el ex árbitro Mario Sánchez llegó a las oficinas de la Anfp para reunirse con el secretario ejecutivo del organismo, Óscar Fuentes, con el fin de ultimar detalles de su salida del puesto de desarrollo de los referíes en Quilín. En la cita, el cesado funcionario del fútbol nacional estuvo acompañado por su abogado, Samuel Catalán y se conversaron de todos los temas del finiquito, donde no hubo mayores problemas.

Posterior a la cita, el representante legal del ex juez Fifa aseguró que Sánchez, el único despedido tras la realización del sumario por el denominado “Club de Póquer”, dijo que “nos reunimos con el investigador (Fuentes) y en el informe no se menciona en ninguna parte, que Mario es el responsable de esas denuncias infundads realizada por un grupo de árbitros. El fue despedido por necesidades de la empresa y creemos que se tomó la decisión más por política deportiva. La separación de él no obedece a ningún incumplimiento y eso está claro“.

Catalán afirmó que hubo un daño a la honra y honorabilidad de Sánchez. Por ello, el ex funcionario arbitral llegará hasta la justicia para limpiar su imagen y dejar claro que los jueces exonerados Cristián Basso, Juan Donaire, Sergio Erices y Cristián Ramírez cometieron injurias en las distintas declaraciones entregadas en los medios.

“Llegaremos a la justicia para denunciar a las personas que injuriaron, levantaron calumnias, los que dijeron que Mario les pedía Viagra, que él realizaba las designaciones mientras estaba borracho, los que afirmaron que él tenía privilegios y cobraba por las designaciones. Hubo mala intención y eso obedece a la lucha de poderes, que algunos árbitros descalificados y exonarados realizaron”, dijo el profesional.

Respecto al tema, Sánchez sentenció que “estoy muy triste por la decisión que se tomó y estoy bastante complicado en ese sentido. Me ha costado mucho asumir la determinación, porque son 30 años en el arbitraje. Dejé mi trabajo y varias cosas de lado por dedicarme a esta profesión. Lo que más me complica fue encontrarme con los alumnos que formé, que por situaciones de competencia no pudieron escalar más posiciones y cuando fueron exonerados, no por mí, sino por el Comité de Árbitros en común acuerdo con el directorio, y ellos alzaron esa tormenta de injurias y calumnias. Traté de guiar a la gente más allá del arbitraje y eso se confundió”.

Las acciones legales por parte de Sánchez llegarán hasta las últimas consecuencias y el ex referi culimó que “no me siento traicionado, sino que apenado, porque se enlodó la institución arbitral y se ha visto afectado hasta el juez más amateur de mi país se ha visto afectado por esto. Ni siquiera he recibido ninguna disculpa pública ni privada de los exonerados”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo