La esquiva y esperada estrella 30 sigue siendo el karma de Colo Colo

Tanto jugadores como el propio Labruna mostraron su deseo por dar la ansiada vuelta olímpica.

Por

Imagen foto_0000000320121202204202.jpg
Una vez más Colo Colo no pudo. (Foto: Agencia Uno)

El último título de Colo Colo fue en el Torneo de Clausura 2009, tras superar en una luchada final a U. Católica en el Estadio Santa Laura y así bajaron la estrella 29 del firmamento albo.

Aquel equipo era dirigido, al igual que ahora, por un entrenador argentino. Hugo Tocalli revirtió su mal inicio en el Cacique y terminó celebrando a fin de año.

De ahí en más los albos se olvidaron de dar vueltas olímpicas. En cinco Campeonatos Nacionales fueron incapaces de ganar la esquiva estrella 30.

En 2010 comenzó Tocalli en la banca, quien luego fue reemplazado por otro trasandino. Diego Cagna.

El ex jugador de Boca Juniors tomó al equipo puntero y con aspiraciones de ganar el certamen (fue torneo largo), pero en las fechas finales los de Macul se quedaron y la UC con una remontada tremanda se quedó con la gloria.

Cagna siguió como DT aunque por poco tiempo. Los malos resultados en el Apertura 2011 originaron su despido y el arribo, una vez más, de otro argentino: Américo Rubén Gallego.

El Tolo fue más verso que trabajo. Su equipo no jugaba a nada y se quedó en los cuartos de final del Apertura (a manos de la Católica) y eliminado en primera ronda de Copa Libertadores.

En el Clausura de aquel año fue cesado Gallego y la posta ahora la tomó un adiestrador nacional, Ivo Basay.

El Hueso pudo meter a Colo Colo en las semifinales del certamen, donde fue Cobreloa el nuevo verdugo de los albos.

Nuevo año y otras ilusiones. El 2012 comenzó con la idea de que ahora sí se ganaría la 30. Ya sabemos que se quedó en eso, una quimera.

En el Apertura Basay se fue tras una pésima campaña, lo sustituyó el interino Luis Pérez, que vio como su sueño de seguir en la banca se esfumaba en las semifinales, cuando U. de Chile apabulló al popular en el Nacional con un categórico 4-0.

La historia mejoró con Omar Labruna en la banca. El ex DT de Audax puso al equipo en lo más alto en la fase regular, no obstante las semifinales fueron la piedra de tope ante Unión, para que la 30 siga siendo nada más que un lindo sueño.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo