Entrevista con Jorge Pellicer: "El proyecto Huachipato aún no toca techo"

El técnico campeón conversó con El Gráfico horas después del título conseguido, repasó la campaña y habló de su futuro.

Por

Imagen foto_0000000220121211073813.jpg
Pellicer asegura que su futuro por ahora no tiene un destino definido. Crédito: Agencia UNO

Por Demid Herrera

Fue el centro de todas las miradas. Jorge Pellicer coronó el domingo un 2012 de ensueño al mando de Huchipato en lo que fue un dejavú de sí mismo hace siete años. El 2005 completaba otra excelente campaña al mando de la Universidad Católica que se coronó en el Clausura y rozó la final de la Copa Sudamericana. Sin embargo, entre esos siete años, el fútbol nacional no volvió a tener otro técnico chileno campeón, hasta esta repetición de Pellicer.

Ya pasada la frénetica noche de celebración, el técnico se dio el tiempo de conversar con El Gráfico para hacer un balance del camino recorrido, el posible desmantelamiento del proyecto y lo que espera para su futuro.

¿Cuál es el balance que se puede hacer de este año al mando de Huachipato?
Queda a la vista que el balance es sumamente positivo. En mi interior existe  la sensación de que nos adelantamos a lo que proyectamos. Se dio todo muy rápido y hoy celebramos un título importante, que se nos abrió cuando entramos a playoffs. Nos juramentamos tratar de pasar cada llave y aunque costó, hoy demostramos ser los mejores.

¿Y cuál fue el punto de inflexión en este camino?
Creo que fue cuando recibimos a Iquique en el CAP y lo ganamos con mucha propiedad y una gran diferencia de goles. Por momentos hicimos futbol de muy buen pie, presión en el campo contrario, contundente. Otro partido fue cuando derrotamos a O’Higgins en Rancagua, fueron momentos para darse cuenta de que podíamos apuntar muy alto.

Un proyecto exitoso en un club quizá de segundo orden en cuanto a aspiraciones. ¿Cuál es la diferencia que se marca con otros equipos de similar realidad?
La convicción. Nadie podía augurar que terminaría siendo tan exitoso tras sólo un año de proceso, pero queríamos destacar y eso se vio en cada entrenamiento. Quedó demostrado que con paciencia las cosas funcionan y el grupo tenía un temple muy especial. Creo que la clave pasó por no derrumbarse cuando las cosas salían mal, cosa que pasa comúnmente en equipos de menor renombre. La experiencia de los jugadores y el cuerpo técnico sumaron y conjugaron.

Usted apela a la paciencia. Algo que escasea en el fútbol actual…
Creo que fuimos cinco los entrenadores que mantuvimos el cargo durante el año y eso me parece dramático. Una de las últimas frases de Arturo Salah antes de dejar Huachipato fue que la profesión de entrenador se estaba transformando en algo imposible de sobrellevar y coincidió. Uno entiende a los hinchas, pero los cuerpos directivos y técnicos deben ver más allá. Si hay compromiso se puede lograr y el tiempo hará que la gente esté con el grupo

Hablando sobre el mismo Salah. ¿Qué porcentaje de este título le pertenece a él?
No puedo poner porcentajes. Tengo una gran admiración por Arturo, una amistad, y me dolió mucho su salida de acá, pero cada uno tiene su estilo y forma de ver el fútbol diferentes. Hay jugadores distintos y que venían de la mano de los requerimientos actuales y el mérito es de cada uno de los que participaron en el proceso actual.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo