Nicolás Crovetto, motivado con la posibilidad de jugar la Libertadores con la U

El reciente campeón con Huachipato habló con El Gráfico acerca del título obtenido y de la posibilidad de recalar en Universidad de Chile la próxima temporada.

Por

Imagen foto_0000000120121211080338.jpg
Crovetto es uno de los jugadores de Huachipato que quedaron libres tras finalizar el torneo. Crédito: Agencia UNO

Por Rafael Verdugo

Uno de los pilares de la gran campaña de Huachipato, que se coronó con su segundo título en la historia del club y del sur de nuestro país, hoy por hoy no sabe qué le depara el  futuro.

Nicolás Crovetto, volante de 25 años que jugó entre 2008 y 2011 en el fútbol italiano, español y chipriota, quedó libre y deberá negociar su continuidad en el club o arreglar su partida a otro elenco, cosa que no le costará mucho considerando la gran campaña que hizo por el sector izquierdo del actual monarca.

El ex Coquimbo Unido y Audax Italiano, que actualmente se encuentra estudiando Administración de Empresas, espera definir rápidamente su situación y no se cierra a la posibilidad de recalar en un grande. La U ha ido en varias ocasiones tras su zurda y esta, por qué no, podría ser la instancia en que finalmente se concrete.

¿Cómo viviste el día posterior al título?
Cuesta asimilarlo, me costó dormir pensando en todo el año que tuvimos y en el logro obtenido para un equipo como Huachipato. La gente acá ha sufrido mucho por el terremoto y con un montón de cosas y una alegría como ésta les viene súper bien. No se dimensiona la magnitud.

Se hizo la hazaña, pero ¿realmente pensaste en que lo lograrían?
Después del partido en Santiago nos dio la sensación de que la tarea era difícil, pero confiábamos. Cuando empezaron los playoffs y vimos cómo eran las llaves , soñábamos con cerrar la final en casa, en el CAP, a estadio lleno, y que la gente viera cómo terminó. Fue un partido apretadísimo y casi de infarto. Pero pienso que se cumplió el sueño que todos teníamos.

En tu caso, definir así y ante Unión Española fue especial…
El 2005 peleamos una final, esa vez jugando por Coquimbo, justamente contra ellos y la perdimos. Era un equipo súper joven, yo tenía 18 años, como Ali Manoucheri y Carlos Carmona, y nos tocó estar en una instancia así. Me quedó esa espinita de haber perdido la final con la Unión y ahora se presentó la opción. Ganarles fue muy importante.

El año pasado llegaste a Chile tras varios años en el extranjero, claro que ahí la experiencia fue distinta a la de ahora… ¿Cómo se gestó tu llegada al puerto pirata?
Fue aleatorio. Yo había quedado libre y al técnico que estaba en Coquimbo en ese momento (Diego Torrente) ya lo había conocido en la Selección y habló conmigo, a mitad de año. El club tenía dos cupos para contratar e hicieron el esfuerzo, postergué el tema futbolístico por estar cerca de mi familia y en mi equipo para darle una mano e intentar subir a Primera, lamentablemente no se pudo y quedamos en el camino.

Claro que el primer semestre del 2011 jugaste en Chipre. ¿Cómo fue esa aventura?
Me sorprendió gratamente aunque es una cultura muy distinta, allá se habla griego e inglés, que por suerte yo hablo. A nivel futbolístico la competencia es bastante buena en su estructura, las canchas son impecables y los estadios son todos modernos. Hay muchos jugadores que vienen de Inglaterra y Portugal desde primera división, y eso hace que sea muy buena, además tuve mucha continuidad y eso me ayudó a recuperar el ritmo.

Pincha más abajo para seguir leyendo…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo