Moisés Villarroel: "El amor por Wanderers y el fútbol siempre estará"

El mediocampista aseguró que aún no piensa en el retiro y que intentará buscar junto a los caturros el título de campeón.

Por

Imagen foto_0000000220121212082518.jpg
Villarroel en el momento que recibe su premio a la trayectoria. Crédito: Ricardo Ramírez

Por Raúl Toledo

Es un hombre de mil batallas y tiene deseos de pelear otras mil. El volante y capitán de Santiago Wanderers, Moisés Villarroel, se transformó en un ícono del fútbol chileno. El mediocampista es el único jugador en actividad tras disputar el Mundial de Francia 98 hace 14 temporadas. En aquella oportunidad, era un joven elemento nacido en Valparaíso y estuvo presente en el mítico empate 2-2 con Italia, donde fue uno de los más destacados. También jugó en la igualdad con Austria y Camerún, mientras que lloró con la paliza propinada por Brasil en los 8º de final del certamen planetario.

El “15” caturro recibió en un repleto Teatro Mori el Premio a la Trayectoria. Un reconocimiento a una carrera llena de títulos con los porteños y también en Colo Colo.

“Lo más importante para un jugador es que los reconocimientos sean mientras uno esté en actividad.  Este premio  tiene mayor valor para mí porque continúo en el profesionalismo, donde siempre he dejado todo por las camisetas que he defendido durante todos estos años. Creo que ese Mundial se disfrutó más que los otros por la trascendencia que tuvo en el país. La gente siempre disfrutó y para mí es hermoso que me reconozcan por todo lo que di jugando por Chile. Este premio entregado por El Gráfico tiene un plus importante, ya que genera una carga de batería para seguir buscando más logros a nivel colectivo”, argumentó.

El alma de Wanderers sabe que estos pueden ser sus últimos años como profesional, aunque descartó de inmediato que la decisión sea tomada en un corto plazo.

“La palabra retiro ni siquiera aparece en mi mente. Hace tiempo me vienen preguntando por ello y sólo escucho a la gente que me dice sobre ese tema y la respeto. Creo que esa decisión la tomaré en su debido tiempo y la pensaré cuando por las mañanas no me den deseos de levantarme ni menos de ir a entrenar y llegar una hora antes a las prácticas. El amor por Santiago Wanderers y por el fútbol siempre estará. Todavía tengo mucho que entregar a la institución y quiero seguir ligado a la actividad por mucho tiempo más”, sentenció.

La relación de él y Wanderers va mucho más allá. Tras cinco años en Colo Colo, el profesional retornó en 2009 a la centenaria institución y no se movió más.

Sin duda, el amor entre Wanderers y yo estará siempre. Es algo incondicional, porque es el club de mis amores, el que me abrió las puertas para ser un jugador profesional y el que me dio la posibilidad de levantar mi primer título. Por Colo Colo siento un gran cariño, porque me trataron muy bien, fui cinco veces campeón y la gente siempre estuvo conmigo, aunque lo que siento por Wanderers no tiene comparación alguna”, explicó.

Pensando en la próxima temporada, el festejado buscará dejar atrás la mala racha con la mítica tricota del Decano y buscará su tercer título en Playa Ancha.

“Siempre he dejado todo como profesional y trataré de repetir lo mismo el 2013. Ojalá podamos ser campeones y borremos la mala imagen mostrada en los últimos años. Espero que se dé la ocasión de levantar una copa, para que la institución vuelva al sitial que se merece. Me encantaría levantar el trofeo en casa, con mi hinchada y rodeado de todos mis seres queridos. Tenemos todo para dar una alegría a Valparaíso y depende sólo de nosotros”, culminó el homenajeado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo