Darío Franco anhela traer a la U a la promesa de Instituto de Córdoba

El delantero Pablo Burzio, fue pedido por el técnico a Azul Azul. Su agente reconoció a El Gráfico que ya se hizo el contacto.

Por

Imagen foto_0000000120121213204157.jpg
Franco confía en el poder ofensivo de Burzio.

Rafael Verdugo y Rodrigo Luengo M 

Darío Franco asumió la dirección técnica de Universidad de Chile e inmediatamente pidió un refuerzo de su confianza: el joven Pablo Burzio, de 19 años, a quien hizo debutar en Instituto de Córdoba en septiembre del año pasado, en el Nacional B de Argentina. 

“Sí, estamos hablando con la U. Ellos están sondeando la opción y yo se lo hice saber a Instituto. Creo que la llegada de Darío Franco puede ser importante, porque él lo tuvo, lo conoce y le respondió”, sostuvo a El Gráfico el representante del ariete, Nicolás Dattas.

Tasado en 2 millones de dólares, la principal carta de presentación de Burzio es su cercanía con Franco y su polifuncionalidad. “Lo hizo jugar de nueve, como puntero izquierdo y volante de salida”, sostiene Dattas. La edad, en tanto, no es un impedimento para el nuevo DT azul.

“Soy de la idea que los chicos no tienen edad para debutar. Los que estén en condiciones de jugar, lo harán”, dijo hoy el estratega en el CDA junto a José Yuraszeck, quien tomará la decisión de cumplirle el deseo al nuevo jefe técnico.

“Cuando Darío Franco llegó a Instituto hizo un partido con el selectivo de juveniles. En esa primera práctica vio a Paulo Dybala, Pablo Burzio y Nicolás López Macri. Y en el primer partido de aquella temporada 2011-2012, puso la delantera con los tres pibes: López Macri, Dybala y Burzio”, cuenta el periodista del diario La Mañana de Córdoba, Marcos Villalobo.

“Burzio jugó de delantero por izquierda. Anduvo muy bien, le da velocidad al extremo, y sabe con la pelota, se asocia al juego”, agrega el reportero. 

¿Hay algún problema con Burzio? Al menos un antecedente que puede pesar en Azul Azul: a comienzos de año fue suspendido por la AFA por consumo de marihuana. El castigo fue de tres meses, aunque alegó inocencia. El respaldo llegó desde Darío Franco.

“Cuando las cosas no salieron, él lo respaldó y eso da cuenta de que Darío (Franco) toma en cuenta la calidad humana de sus jugadores”, dice Dattas.

“No volvió a jugar esa temporada. Y en el incio de este certamen, Franco volvió a confiar en él, y fue uno de los pocos que se destacó. Comprometido con el juego, entiende lo que quiere el DT, tal vez eso sea lo que le guste”, cree Villalobo.

Más allá de la opción de Burzio en la U, su costo es alto. Sin embargo, “necesita vender, porque como todo club de provincia tiene mas deudas que ingresos. Creo que se sentarían a conversar el precio”, afirma Dattas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo