Marcelo Díaz: "Sampaoli es el técnico que tenía que asumir sí o sí"

El volante que brilla en Suiza, habló con El Gráfico comentó el futuro de la Roja con Sampaoli y de su amor por la U.

Por

Imagen foto_0000000120121220085521.jpg
Díaz asume como desafío llevar a la Roja al Mundial. Crédito: Agencia UNO

Por Rafael Verdugo

Llegó la semana pasada al país desde Suiza para pasar las fiestas con la familia, viaje que compartió de manera casual junto a Jorge Sampaoli, y el 2 de enero deberá regresar a Europa para continuar prolongando su buen momento en el Basilea, club en el cual aún le restan 3 años y medio de contrato.

Con la misma humildad y disposición que mostró siempre cuando militaba en la U, cuadro del que se considera un hincha fanático y al que intenta seguir en lo posible pese a la diferencia de horario, Marcelo Díaz se dio un tiempo para hablar con El Gráfico para tratar varios temas.

Entre ellos, su nueva vida en tierras helvéticas y las metas que se impuso tanto en su actual equipo como en la Selección que lidera Jorge Luis Sampaoli, justamente con quien explotó como jugador y pudo conseguir 4 títulos con los azules. Carepato, probablemente uno de esos jugadores que cuesta colocarles un techo dentro de la cancha y al que siempre se le exije más, quiso abrir un poco esa puerta íntima, la que  disfruta con su señora e hijo, sintiendo orgullo por lo que hasta ahora ha logrado y ha podido entregarles gracias al fútbol.

¿Cuál es tu balance de estos últimos meses?
Es positivo, tomando en cuenta que es un cambio grande, donde estás en un país que no sabes el idioma, no conoces a los compañeros, es prácticamente llegar a una parte en que partes de cero. Pude jugar la mayoría de los partidos y eso me deja contento.

¿Que tal fue la sensación de jugar la Champions League?
Pudimos llegar hasta la fase clasificatoria y esa experiencia fue muy linda, es un premio para todo lo que uno luchó para llegar a donde está.

Estando en Europa… ¿Has podido mantener contacto con algún compañero de la Selección?
Solamente me mantengo al tanto de todo lo que pasa en Chile tanto de mi familia como el fútbol nacional y tengo contacto, pero muy poco.

¿Te proyectas allá y te          imaginas dando el salto a otras ligas más competitivas?
Mis pretensiones son lógicamente seguir escalando y cambiando de equipos, pero primero tengo que alcanzar los logros que me propuse con el Basilea, que es ganar todo lo que estemos jugando y hasta el momento vamos bien encaminados, esperemos que pueda terminar de buena forma lo que pretendemos con el plantel.

Antes de tu paso por La Serena en 2010, las críticas llovían de todas partes hacia a ti. ¿Fue clave tu estadía allá para lograr tener todo lo que tienes ahora?
Está claro que después de ese paso todas las miradas cambiaron respecto a mi persona. Fue la primera vez que pude jugar como volante y creo que lo hice bien, de ahí tuve que volver a la U a jugar y seguí en esa posición que fue la que siempre quise. Fue mi despegue allá y es lamentable que hayan bajado, porque es una institución y ciudad que no merece estar en la B, sino en Primera como todos los grandes.

¿Se vino a tu mente el retirarte de la profesión?
O sea, se me pasó por la cabeza, fue antes de partir allá, porque me cuestionaba todo lo que me pasaba, por lo mismo tomé la decisión de irme de la U para poder reencantarme con el fútbol, ya que en Santiago lo estaba pasando muy mal.

Pincha más abajo para seguir leyendo…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo