Mario Salas experimentó con la Roja Sub 20 en Uruguay

El nuevo técnico de la selección nacional probó jugadores y formaciones con miras al Sudamericano de la categoría que se realizará en Argentina.

Por

Imagen foto_0000000220121222204515.jpgMario Salas tomó un imporante desafío al aceptar el cargo de técnico de la Roja Sub 20. El técnico, que estuvo a un paso de ascender con Barnechea, asumió el puesto que dejó Fernando Carvallo a un mes y medio del inicio del Sudamericano Sub 20 que se jugará en Argentina.

El ex técnico del cuadro de la zona oriente de la capital sabía lo que venía por delante. Salas debía conformar un equipo para jugar en el país trasandino y elegir los jugadores que irán en busca del cupo al Mundial de la categoría, que se realizará en Turquía.

Por eso, el técnico viajó a Uruguay con sus pupilos para disputar un cuadrangular amistoso ante Atlético Paranaense sub 23, Uruguay sub 20 y la Selección Gaúcha sub 23. Finalmente, la Roja sumó 5 puntos, luego de igualar los charrúas y la selección gaúcha y vencer a Paranaense. Pero los resultados no fueron lo más importante para Mario Salas.

El técnico se encargó de ver a sus jugadores en cancha y probar el esquema que utilizará en su equipo, además de analizar como responde su plantel a su alineación y si es funcional en cancha. Esto llevó al técnico a experimentar con sus jugadores y realizar una serie de cambios en tierras charrúas.

Mario Salas comenzó jugando el cuadrangular ante Atlético Paranaense y utilizó la formación con que jugaba en Barnechea, a diferencia de Fernando Carvallo que repetía el esquema de la selección adulta. El técnico optó por una línea de 4 en el fondo, dos volantes de contención, tres hombres más adelantados y un delantero, formando con: Melo; Campos, Lichnovsky, Huerta, Bravo; Caroca, Fuentes; Ragusa, Rojas, Cuevas; Mora.

Su táctica habitual le dio resultado y aprovechó el buen nivel de Ragusa y Cuevas, desbordando por el sector del mediocampo, para imponerse ante los brasileños. El técnico no realizó cambios durante el partido y logró vencer por 2 a 0.

Pese a que el marcador fue favorable para la selección nacional, el técnico no repitió esquema en el siguiente partido y probó un 11 completamente distinto al que utilizó en su debut como DT de la Rojita.

Ante Uruguay, el técnico modificó su esquema a un 4-4-2 y formó con: Cortés; Gutiérrez, Robles, Contreras, Larenas; Rodríguez, Baeza, Valdés, Bravo; Castillo y Melivilú. Los nacionales igualaron a dos tantos ante los charrúas y el técnico realizó sólo un cambio, reemplazando a Bravo por Cuevas.

El principal ganador de este partido fue Nicolás Castillo, que le ganó la pulseada a Mora en la delantera del equipo. Además, el jugador de O’Higgins, Cristián Cuevas, se consolidó en la banda izquierda del mediocampo.

Para el cierre del cuadrangular, Chile jugó con la Selección Gaúcha sub 23 y Mario Salas volvió a sus orígenes. El técnico utilizó el 4-2-3-1 para enfrentar a los brasileños y sólo reemplazó a Castillo por Mora del once que utilizó en su debut.

Finalmente, la Rojita igualó a un tanto con los Gaúchos y cerró invicta su participación en el torneo amistoso que se disputó en Uruguay. El técnico nacional no tenía como principal objetivo los resultados, ya que deseaba probar a su equipo y ver en que condiciones llegará al Sudamericano Sub 20 que se disputará en Argentina, a partir del 9 de enero.

Mario Salas tuvo su espacio para experimentar y realizó un gran apronte al mando de la Rojita, de cara al torneo que entrega los cupos al Mundial de la categoría. Además, el técnico no contó con los jugadores que militan en el extranjero, como el caso de Diego Rubio, Bryan Rabello y Ángelo Henríquez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo