Álvaro Ormeño disparó con todo: "O Labruna me mintió o no tiene ningún peso"

El defensor rompió su silencio en exclusiva con El Gráfico y señaló estar dolido por el trato que recibió en el club que lo formó.

Por

Imagen foto_0000000220121224074147.jpg
Ormeño ahora está en búsqueda de club para seguir su carrera. Crédito: Agencia UNO

Por Pablo Vera

El 3 de diciembre Álvaro Ormeño (33) salió de vacaciones con la tranquilidad de que las posibilidades de continuar en Colo Colo eran altas. Él estaba dispuesto y un mes antes Omar Labruna le había dicho que no se preocupara, que lo tenía contemplado para la siguiente temporada y que se mantuviera cerca de las negociaciones.

Hasta ahí, todo parecía ir bien, pero los días pasaron y no hubo ningún llamado ni rastro de interés por parte de la concesionaria. El descanso se transformó en incertidumbre y la camiseta alba que usó desde los siete años ya parecía ser sólo un bonito recuerdo.

Hoy está dolido, apenado y hasta ahora no había querido referirse al tema, quiere dar vuelta la página, pero le cuesta, creció en los pasillos del Monumental, ganó copas y hoy se va como uno más. “Por último esperaba que me dijeran, hasta acá llegamos, muchas gracias, pero no hubo nada de eso”, afirma.

Esta será la tercera vez que deja Macul. Primero tras ser desafectado de las divisiones menores y luego cuando partió a Gimnasia y Esgrima de La Plata tras cumplir grandes campañas bajo el mando de Claudio Borghi. Hoy la diferencia es que esta ida de pareciera ser sin retorno.

¿Cómo te tomas esta salida?
Siempre salir de Colo Colo es triste, si bien termina un ciclo y es algo que en algún momento tenía que pasar, tenía esperanzas de quedarme, porque había terminado jugando y porque el técnico me había dicho antes de terminar el torneo que me quería, pero el fútbol es así y hay que dar vuelta la página. Obviamente te da pena, porque me inicié en el club y al Monumental fui de niño, uno es hincha y el ideal es estar en el lugar donde se formó pero ahora hay que pensar en otras cosas, no me sirve de nada seguir llorando, ya no estoy ahí.

¿Sientes que te vas por la puerta de atrás?
Claro, no era mi idea salir así, habíamos logrado entrar en una copa internacional, habíamos puesto al equipo en los primeros lugares, algo imposible en los últimos torneos, entonces me había hecho ilusiones, pero todo quedó en nada.

Pero… ¿existieron acercamientos al menos?
El club no hizo ninguna oferta, no hubo negociación, no hubo nada. Me duele este trato porque uno entregó muchas cosas, dentro del camarín fui uno de los referentes, era el segundo capitán del equipo y creo que ayudé bastante dentro del grupo para que las cosas mejoraran. Siempre fui proactivo en todos los aspectos, incluso me gané el odio de mucha gente por mis declaraciones tan colocolinas.

Pincha más abajo para seguir leyendo…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo