Videla está feliz con la llegada de Franco a la U: "Fue el mejor regalo de Navidad"

El argentino avanza a paso firme en su rehabilitación y volvería en febrero a jugar. El Mono, uno de los regalones del nuevo técnico azul, se ilusiona con romperla en 2013.

Por

Imagen foto_0000000220121231094015.jpg
Ezequiel Videl se recupera de una dura lesión en la rodilla / Crédito: Agencia UNO.

Por Rafael Verdugo

Las festividades que se celebran por estos días han tenido un significado especial para el volante de 24 años.

El 21 de noviembre será un día que difícilmente podrá olvidar. Los azules disputaban el encuentro de ida por los octavos de final del Clausura ante Unión Española, aunque Videla tuvo que esperar su oportunidad en la banca. A los 14′ Sebastián Martínez, quien le ganó la pulseada en la titularidad de buena forma al transandino, dejaba la cancha entre lágrimas tras lesionarse y le daba la chance, que a la larga sería fatal con el desenlace que tendría su ingreso.

Ahora, tras un par de semanas de “descanso” en Argentina junto a los suyos, sólo piensa en su retorno, el cual podría darse antes de los plazos que se manejaban en un principio.

“Cuando te ves la rodilla fuera de lugar es chocante. En ese momento se me pasaron millones de cosas por la cabeza, como el tiempo que me iba a llevar volver a jugar. Sinceramente yo lo único que quería era sacarle al doc realmente cuánto sería el tiempo de recuperación ya que él sólo me tranquilizaba. Cuando me dijo que era entre dos y tres meses la verdad que me sorprendí para bien, aunque lógicamente en ese instante uno quiere que le digan dos días (risas). Tuve suerte en no romperme los ligamentos cruzados u otra cosa, son tipos de lesiones raras, pero uno está expuesto. Mi cabeza se puso débil por un momento. Cuando mi señora y mi hija fueron al camarín yo lloraba mucho, la verdad que fue un momento duro por la incertidumbre de saber el tiempo que podría estar fuera. Una vez que salió la resonancia y se vino la operación, uno trata de mantener la mente tranquila. Tras la intervención se me volvió a inflamar, el dolor era muy intenso, pero gracias al trabajo y apoyo de mi familia y amigos salí adelante”, recuerda Videla sobre el momento más complejo que ha tenido que sortear en su corta carrera.

¿Cómo ha evolucionado tu lesión?

Dentro de todo, bien. Vamos en el progreso lógico y lento del proceso después de la operación, pero estoy tranquilo y principalmente bien en lo mental. Fue un poco duro por el hecho de las ocasiones, molestias y el dolor, pero lo positivo fue que se sobrepasó esa etapa y ya con el cuerpo médico trabajamos en la parte más importante de la rehabilitación, sólo queda esperar y saber que no hay que saltarse pasos, que la ansiedad muchas veces te lleva a hacerlo.

¿Durante las vacaciones seguiste algún plan de recuperación específico?

Sí, tuve que hacer la parte kinesiológica y una terapia que me habían dicho y lo cumplí. Lógicamente uno quiere estar en su día libre sin trabajo, pero en este caso hablamos de un beneficio propio y estoy muy contento porque avancé mucho.

Se habló en su momento que aproximadamente tres meses serían los que tendrías que estar fuera de las canchas…¿Cuánto es lo que realmente te resta por esperar?

No quiero saltarme ninguna etapa, uno cuando habla de fechas y tiempos, claramente quiere estar lo más pronto posible, pero hay que estar tranquilo, aunque me dijeron que en febrero podría estar de vuelta en las canchas.

¿Cuál es el balance que haces de tu primer semestre en la U?

El análisis se puede hacer en distintas etapas. Pienso que al principio me tocó jugar mucho, con buenos partidos y después Jorge no me usó tanto y perdí un poco de confianza. Posteriormente al final del torneo volví a sumar minutos y eso me hizo recuperarla. La lesión fue lo lamentable, aunque son hechos que a cualquiera le ocurren en el fútbol y esta vez fue mi turno.

Pincha abajo para seguir leyendo…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo