Columna de Colo Colo: Domingo de alzas

"Mientras el equipo mostró un leve alza en el juego, el hincha lo sufrió en las boleterías", opina Ricardo Benavente.

Por

Imagen foto_0000000220130206183721.jpg
El Monumental reclamó por el precio de las entradas para ver a Colo Colo. / Agencia Uno.

Por Ricardo Benavente

@RicardinhoGauch

Columna del Movimiento Colo Colo de Todos

FB Colo Colo de Todos

@ColoColodeTodos

Apenas 10.000 personas llegaron al Monumental para ver el debut como local de Colo Colo 2013 en el Campeonato de Transición ante Unión La Calera.

Algunos podrán decir que la gente no llegó en masa como de costumbre debido a la época estival, otros lo atribuirán al resultado adverso en Calama, pero todos sabemos que la única razón es la inentendible y sustantiva alza en los precios de las entradas, cuestión que la concesionaria intenta explicar, insólitamente, con el aumento de gastos en seguridad exigidos por el archicuestionado plan de Estadio Seguro.

No puede ser que el hincha esté pagando la mala administración del club. No corresponde que el hincha deba esperar un gesto (concretamente, el de meterse la mano en su propio bolsillo) de Labruna para firmar como DT. Mismo caso con Lucas Domínguez, el defensor audino pretendido por el Cacique.

La base del problema no es la necesidad de contratar más guardias ni comprar más torniquetes. La empresa se podría ahorrar -mejor dicho, el hincha se podría ahorrar- todo esto si en vez de pagar sueldos millonarios por jugadores discretos, se invirtiera como corresponde en las divisiones inferiores y se buscara a los mejores del medio local ofreciéndoles un proyecto serio, con Copa Libertadores de por medio, y no por dos chauchas de sueldo. Nada más que un proyecto económico y financiero fomentado en lo deportivo, ningún milagro, solo parar con la seguidilla de errores.

Vamos a la cancha, donde vimos más de lo mismo. Me refiero a un equipo con varios ripios y buenas individualidades, que si andan bien son capaces de ganarle a cualquier equipo del país, pero en una mala tarde pueden ser derrotados por cualquiera. Seguimos siendo muy irregulares y se ganó sin brillar a un rival carente de pergaminos o ambiciones.

Lobos se ve más seguro y acoplado al equipo, asumiendo un liderazgo cada vez mayor. Mirko Opazo, preocupado de cerrar su banda y un tanto nervioso pasando al ataque. De todas formas, una de sus aventuras ofensivas terminó en un preciso centro para Muñoz, quien pivoteó al Chapa en el 2-0. Cumplió. Se le perdonan los nervios por su juventud, no así a su reemplazante Rieloff, quien a sus 29 años no puede mostrar tanta desconfianza. La pelota le está quemando y el desaliento desde la galería ayuda poco y nada.

Mena y Vilches bien en general, aunque tampoco tuvieron gran trabajo. Espero que el Quili tome más confianza y no se enrede tanto al salir jugando. Por la banda izquierda, levantó levemente su nivel el colombiano Domínguez, que venía en baja. Manuel Bravo debería hacer un buen trabajo en la marca que sirva para apurar a Carachito.

De la Fuente se ha consolidado como el émbolo en la mitad de la cancha, mostrando fiereza en la marca y claridad en la entrega, no podríamos perdonar que no abrochen su pase definitivamente.  Su acompañante Pavez tuvo revancha de lo ocurrido en Calama abriendo la cuenta con un zurdazo cruzado, mostrando despliegue y buen juego.

Delante de ellos y por la derecha, el Chapa fue para mí una de las figuras de la cancha, aportando desbordes, diagonales, colaboración en la marca e incluso gol. Fue reemplazado por Hernández, quien se vio ansioso y con problemas para encontrar una posición que le acomodara.

Vecchio mostró varias facetas de su innegable calidad, condujo de muy buena forma la ofensiva alba y se dio maña incluso para encarar en velocidad un par de ocasiones. Bien por el gordo. Por la izquierda, Olivi se ubicaba como puntero a la antigua, ganando la mayoría de los duelos individuales. Me gustó bastante en esa posición, creo que el uno contra uno es su principal arma y ese el lugar donde mejor la utiliza. Su cambio fue por Flores, uno que entró bien enchufado, picado, molesto quizás por no entrar jugando. Me alegro de que haya competencia. Finalmente, aún sin anotar Muñoz fue de los mejores rendimientos. La chilena que pega en el travesaño será el casi gol del campeonato.

Mis dudas siguen siendo las mismas. Más que un juego de equipo, Colo Colo tiene varias individualidades desequilibrantes, pero es peligroso depender tanto de su incierta inspiración. Ojalá el grupo se vaya afiatando, ya que ante rivales de mayor jerarquía no bastará con dos chispazos.  Labruna nos pide paciencia y creo que la hemos tenido, pero este campeonato es corto y no hay margen para seguir fallando. Otra cosa es revertir el alza a las entradas. No recuerdo cuándo fue la última vez que había visto así el siempre fiel sector Cordillera. El equipo Popular no puede tener precios prohibitivos, el hincha tiene derecho a volver a ver el equipo de sus amores y aportar su grano de arena para lograr el objetivo del Eterno Campeón.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo