El "regalón" de Franco que se salvó de la guillotina en U. de Chile

Ezequiel Videla, quien se encuentra en plena recuperación de su lesión, fue el escogido para cerrar la lista de los 7 extranjeros de la U.

Por

Imagen foto_0000000220130215073816.jpg

Por Rafael Verdugo

“Esa es una decisión técnica”, adelantaba hace un par de días el timonel de la U José Yuraszeck con respecto a cuál sería el jugador foráneo que quedaría fuera de la nómina que afrontará el resto del Torneo de Transición chileno (el libro de pases cerró ayer a las 18 horas).

La decisión de Darío Franco se supo sólo un par de horas antes. Por la mañana Juan Pablo Passaglia entrenaba como uno más del plantel, mientras que Luciano Civelli (retornaría a las canchas en 2 ó 3 semanas) trotaba con normalidad por las canchas del CDA, sabiendo que su inscripción era fija.

En tanto, Ezequiel Videla no asomó su cara durante toda la mañana por encontrarse realizando otros trabajos, pero recibió un llamado que le cambiaría el rostro. Eze (se recupera de la cirugía en la rodilla izquierda, su regreso se estima para 5 semanas más aproximadamente) era uno de los que debía pelear el cupo de extranjero que sobraba con Passaglia, pero finalmente le ganaba la pulseada, terminando por  convencer al DT argentino para ser considerado en los desafíos que se vienen, uno que lo conoce desde cuando lo dirigió en San Martín de San Juan e Instituto de Córdoba.

“Con Juampi hicimos una muy buena relación. Fuimos compañeros hace tres años y es un sentimiento especial, seguramente mañana (hoy) lo conversaré con él. Es una situación muy comprometida, pero la U tiene un muy buen grupo. Si le hubiese tocado a mí, a Civelli o a otro la verdad que el dolor sería el mismo”, indicó a El Gráfico Ezequiel Videla, quien fue dirigido por el cruzalteño en Instituto.

Passaglia, quien ya estuvo a préstamo la temporada pasada en Deportes La Serena apenas fue contratado por Universidad de Chile, alcanzó a sumar 113 minutos en dos encuentros disputados en el torneo nacional, hecho que hace aún más compleja su situación, ya que no puede integrar nuevamente otro equipo de Primera División, sólo de Primera B o simplemente buscar partir al extranjero.

“A él lo vi muy bien los partidos que jugó, pienso que tranquilamente puede estar jugando en cualquier club…Personalmente le deseo lo mejor y si puedo ayudarlo lo haré”, aseveró Videla.
El Monito está confiado en poder retribuir muy pronto la confianza del adiestrador del Romántico Viajero. “La lesión me hizo más fuerte en lo anímico, físico, futbolístico y en lo mental. Voy a volver de la mejor manera, a darle las mejores cosas a este club, que confió en mí, tanto los dirigentes como el cuerpo técnico”.

A su vez, también tuvo palabras para lo que ha podido ver de la U esta temporada desde fuera de la cancha.

“El equipo no anduvo de la mejor manera ante Unión y se habló en el camarín. El 3 a 0 se le criticó mucho al técnico, pero también no hay que olvidar que en la era Sampaoli se perdió 5 a 2 y 4 a 1. Unión es un rival que siempre nos ha complicado, la experiencia nos sirvió para estar atentos y se notó en el partido por la Copa”, cerró.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo