Los seis pecados que ha cometido Darío Franco, el nuevo cerebro de los azules

El técnico de Universidad de Chile no ha tenido un buen inicio de torneo. Aquí ex jugadores azules analizan la situación.

Por

Imagen foto_0000000120130221072723.jpg
La U de Franco no logra despegar. Crédito: Agencia UNO

Las nuevas contrataciones
No puede hacer encajar las piezas
Gran parte de los refuerzos que llegaron esta temporada a la institución como César Cortés y Ramón Fernández, venían precedidos de notables campañas en sus respectivos clubes, siendo animadores del año pasado en el fútbol nacional. Ahora, Chester está jugando fuera de su posición y Fernández terminó siendo banca frente a Olimpia.

“No es lo mismo jugar en Huachipato y O’Higgins que en la U. Es difícil que se les haya olvidado jugar, más bien es la presión hasta ahora la que no les permite rendir más, porque son grandes jugadores”, lanzó Héctor Hoffens. “Son excelentes, pero la camiseta de la U pesa. No siempre es seguro que rendirán como lo hicieron en las primeras fechas o campeonato. Tienen condiciones y el ganar también da más confianza”, confesó César Vaccia.

Hospital azul
Aránguiz y situación de lesionados
“Voy a seguir poniendo a Aránguiz hasta que agarre su tono futbolístico”, declaraba ayer Darío Franco al regreso al país tras la fea caída frente a Olimpia. Como antecedente, el Príncipe, uno que no anduvo bien ante el cuadro franjeado, antes de emprender rumbo a Paraguay afirmó que “no estoy al 100%, pero el técnico verá si cuenta conmigo para ser titular. Yo estoy disponible siempre”.

¿Es correcto hacerlo jugar? ¿Qué pasará con el resto de los averiados como Videla, Civelli, Mena, González y Ponce? “Él no puede disponer de un jugador que no está recuperado del todo”, dijo Héctor Hoffens. Mientras que César Vacchia señaló que “yo conozco al cuerpo médico de la U y es gente muy responsable. La decisión es del DT y los jugadores cuando están de alta lo único que quieren es jugar”.

Un plantel armado
No se reforzó a su completo gusto
César Cortés, Ramón Fernández, Isaac Díaz, Waldo Ponce, Rodrigo Ureña y Michael Contreras fueron las flamantes incorporaciones de los azules para esta temporada, aunque ninguno de ellos, si bien tenía conocimiento de sus fichajes y los aprobó, son jugadores que pidió expresamente Darío Franco (salvo Sergio Velázquez).

“Cuando como entrenador tomo la decisión de asumir un equipo con ciertas condiciones, yo tengo la opción de aceptar o no”, aseguró César Vaccia, DT bicampeón con la U en 2000 y 2001. “Creo que en ese sentido Franco no tiene la culpa, ya que agarró un plantel hecho por la dirigencia y que en general estuvo harto tiempo de descanso”, aseveró Héctor Hoffens, ex figura de Universidad de Chile en la década de los 70 y 80.

¿Cómo llegó Franco?
De la escuela de Marcelo Bielsa
Antes de que se confirmara el arribo de Darío Franco a Universidad de Chile, mucho importaba qué idea futbolística era la que traía consigo, pensando que el ideal era continuar con una línea similar a la de Jorge Sampaoli, cosa que parecía cumplirse, ya que el cruzalteño es considerado uno de los discípulos de Marcelo Bielsa. Cabe señalar que después el mismo DT se encargó de decir que existen diferencias con respecto a los dos anteriores, cosa que ha quedado demostrado en los partidos jugados hasta ahora.

“Ningún entrenador es igual a otro, uno puede tener un modelo a seguir, pero cada uno tiene una marca registrada. Él está intentando plasmar su idea, pero también es cierto que han cambiado los intérpretes. O no tiene a los hombres indicados o le falta tiempo”, señaló  César Vaccia.

La ausencia de un 9
El finiquito, una tarea pendiente en la U
Por estos días un refente de área es el regalo que la mayoría de los hinchas azules le pedirían al Viejito Pascuero si estuviésemos en época navideña. Isaac Díaz, que llegó a la U este semestre con el sello de ser el goleador de la B, ha sumado  escasos minutos y ya los fanáticos comienzan a extrañarlo en la cancha, teniendo en cuenta que el finiquito ha sido en los últimos cotejos el gran problema del cuadro estudiantil.

“Si voy atacar y quiero hacer goles voy con dos puntas o delanteros identificables en el área. Creo que no hay un sistema definido, nadie sabe cómo y a qué juega la U”, aseguró el Chico Hoffens, ex puntero derecho de los azules.

Juan Pablo Passaglia
¿Le cortaron las piernas?
El volante argentino regresaba a la U nuevamente tras jugar la temporada anterior a préstamo en La Serena y con la esperanza de ser protagonista considerando que Darío Franco lo había dirigido en San Martín de San Juan. A la larga terminó dejando el club de la peor forma. El DT lo hizo jugar en el torneo, pero optó por inscribir a Videla, pese a que aún le restan cinco semanas para volver a las canchas.

El sumar esos 113 minutos le significó no poder fichar en otro club de Primera teniendo que partir a Barnechea.  “La forma no fue la correcta, creo que no hicieron bien las cosas.  Es lamentable por él, pero estoy seguro que Juan Pablo sorteará con éxito esta valla. Está capacitado para jugar en cualquier equipo”, afirmó su ex compañero en los papayeros Sergio Vargas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo