Columna de Colo Colo: Al menos se sumó

Soy de los que prefiere haber ganado estos últimos seis puntos así, con gusto a poco, que haber mostrado un juego más contundente.

Por

Imagen foto_0000000220130226090520.jpg

Por Ricardo Benavente

@RicardinhoGauch

Facebook Colo Colo de Todos

@ColoColodeTodos

Colo Colo sigue sin encontrar un juego convincente, pero lleva dos triunfos al hilo que le permiten continuar con posibilidades de lograr la trigésima estrella. Los números y la tabla de posiciones indican que el puntero está a cuatro unidades y, considerando que aún no los enfrentamos, dicho margen se podría reducir a solo un punto.

Eso lo señala la fría estadística, pero la calidad y contundencia todavía no muestra al Cacique como claro candidato al título. Me alegra que Labruna haya optado por “morir en la suya”  y darle continuidad a su esquema predilecto. Seguro tiene en su mente incluir en la oncena titular a Lucas Domínguez en desmedro de Delgado o Mena, y a Matías Cardacio acompañando a De la Fuente en la mitad de la cancha, por lo que Fierro tendrá dura tarea para sacar de la banda derecha a Fuenzalida, uno de los mejores en los últimos lances.

Es que el Chapa además de anotar el primer gol y asistir a Vecchio en el segundo, es de los pocos que pica a los espacios, brindando así mayor sorpresa a un planteamiento demasiado rígido por momentos.  Carachito no hace lo propio por la banda izquierda, es más de tener el balón y centralizar el juego. No se sabe cuánto es por instrucción técnica y cuánto por condiciones naturales, pero sin duda se necesita más desborde por ese sector.

La rigidez de la pizarra, junto al orden que Astorga siempre muestra en sus equipos, hizo que los albos fueran lentos en la salida y carentes de sorpresa. Se necesita de esa improvisación y algo de desorden para confundir al rival, como bien lo hizo Carlos Muñoz al echarse unos metros atrás para lanzar un precioso pase al ya citado Fuenzalida en la apertura de la cuenta. Es positivo también que Vecchio haya tenido el fondo físico para llegar en posición de “9” a poner la segunda cifra. Similar a lo que hizo el colombiano Domínguez la fecha anterior contra Wanderers.

Soy de los que prefiere haber ganado estos últimos seis puntos así, con gusto a poco, que haber mostrado un juego más contundente habiendo enredado puntos, porque el margen de error es demasiado escaso. Ahora viene Antofagasta al Monumental (domingo 3 de Marzo a las 18:30), un rival accesible en el papel. Supongo que Labruna intentará mantener el equipo, dándole de paso un espaldarazo a Muñoz y Flores, que se ven bastante ansiosos por marcar, al igual que a Emilio Hernández, quien será utilizado reemplazando a Vecchio como enganche (¿habrá más oportunidades para Vidangossy y Coria?). Mención aparte para la defensa, Lobos incluido, aunque el rival tampoco haya dado mucho trabajo en la última línea. Esperemos que los tres puntos se queden en casa, Colo Colo siga con opciones y que, de una vez por todas, muestre también un buen juego. Si no, no nos va a alcanzar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo