Un repaso por los últimos ciclos exitosos de la UC que quedaron inconclusos

El gran plantel que tiene actualmente Universidad Católica podría desaparecer al término del semestre, tal como sucedió en otras ocasiones.

Por

Imagen foto_0000000120130226081541.jpg

2003 La partida de Olmos fue borrón y cuenta nueva

La revolución que generó Juvenal Olmos al mando de la UC hizo que el año 2002 difícilmente sea olvidado por los fanáticos de la UC.

Los de la franja fueron campeones del Apertura 2002 con una gran demostración de fútbol ofensivo y para el segundo semestre de ese año se dieron maña para rozar el bicampeonato, que finalmente cedieron ante Colo Colo.

El fin de ese año marcó la partida de Olmos a la Selección, Mirosevic a Racing de Avellaneda, Kike Acuña a Feyenoord y el retorno del arquero Jonathan Walker a Estados Unidos y el sucesor de Juvenal no mantuvo una continuidad en el proyecto.

Oscar Meneses tomó la posta el 2003, pero la partida de hombres clave y el fútbol más pragmático que impulsaba el técnico terminaron dejando lo del 2002 como un recuerdo.

2006. La UC no dobló la apuesta tras el gran 2005

Sin dudas la Navidad del año 2005 fue una de las más felices que recuerden en Católica. La gran campaña en Copa Sudamericana y el título obtenido en lanzamientos penales ante la U, más la continuidad de Jorge Pellicer en la banca y la mayoría de las figuras del plantel, hicieron que la ilusión de cara al 2006 fuera grande, pero el club terminó pagando caro la ausencia de refuerzos potentes.

La UC afrontó la Copa Libertadores de dicho año con el Polo Quinteros y Darío Conca como grandes figuras y pese a pelear la clasificación hasta el último partido de la fase de grupos, las pocas alternativas que tuvo el equipo cortaron un proceso que apuntaba alto.

En el plano local, la UC tampoco pudo brillar y el actual técnico de Huachipato partió a fin de año y le dejó su puesto al Chemo del Solar

2011. El mazazo se llevó a Pizzi, Fleitas y las figuras

Al igual que los casos anteriores, un título abrió el apetito de los fanáticos, que festejaron la remontada histórica que se coronó con el campenato del 2010 y disfrutaron en el primer semestre del 2011 con una gran campaña en la Libertadores y la final del Apertura frente a la U.

¿El problema? La increíble final que los cruzados perdieron con los azules terminó siendo un golpe del que el grupo no se levantó y la partida del técnico Juan Antonio Pizzi, el preparador físico Jorge Fleitas, más Paulo Garcés, Lucas Pratto, Juan Eluchans, Roberto Gutiérrez, Tomás Costa, Marcelo Cañete y Adán Vergara terminaron con dicha apuesta.

Tras dicho proceso, Mario Lepe asumió el desafío del primer equipo, pero el irregular rendimiento del equipo terminó por hacer olvidable el mandato del Gran Capitán.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo