La dura autocrítica de Enzo Andía: "Soy responsable de los errores"

“La gente llenó el estadio y por eso duele más no haber podido darles una alegría”, dijo Enzo Andía, quien hizo un mea culpa tras la caída.

Por

Imagen foto_0000000220130311074957.jpg
Andía tuvo una jornada negra en San Carlos de Apoquindo /Crédito: Agencia UNO

Por Demid Herrera

Ninguno de los doce mil hinchas de la Universidad Católica que llenaron San Carlos de Apoquindo lo podía creer. Iban 17 minutos de juego cuando Cristopher Toselli debía ir a buscar la pelota al fondo de su arco por tercera vez en el partido y los fanáticos murmuraban incrédulos.

La UC entraba a la cancha con la presión de que O’Higgins y Unión Española habían ganado en sus respectivos partidos y cerraban la fecha con la obligación de triunfar para mantenerse arriba, pero los locales entraron dormidos y su línea defensiva dio un concierto de errores con Enzo Andía como princi- pal exponente de las descoordinaciones.

El canterano fue quien no pudo despejar una pelota en el área y López Macri se aprovechó de ello para marcar el 1-0, mientras que en el segundo tanto caturro fue Matías Donoso quien se adelantó a todos y clavó el 2-0. La jornada negra, continuó con las imprecisiones de un Andía que falló en las coberturas, no lograba despejar las pelotas y era constantemente arengado por Toselli y Hans Martínez, quienes trataban de “despertarlo”.

La desazón de los hinchas sólo se in terrumpió con el descuento de Carlos Bueno a los 40 minutos, quien en su celebración pateó los letreros del estadio, quizá tratando de sacarse la rabia por el autogol que él mismo había marcado minutos antes en el 3-0 transitorio.

La Católica enfrentó la segunda mitad con un 3-1 en contra que daba margen a una remontada, pero la poca claridad del equipo a la hora de entregar la pelota y un Mirosevic a la deriva en su posición de doble cinco, hicieron que la ilusión se sostuviera sólo en el constante empuje de su gente.

Martín Lasarte también intentó cambiar el destino con los ingresos de Villanueva, Ríos y Castillo por Milovan, Peralta y Bueno, pero más allá del penal que generó el Piña y que terminó en otro descuen- to, obra de Meneses, la ventaja otorgada en el arranque fue demasiada y el mismo Andía hizo un sentido mea culpa tras el encuentro.

“Estoy muy enojado conmigo mismo. Me siento mal porque les fallé a mis compañeros. Uno se puede equivocar, pero yo perdí la confianza, no me levanté de mis equivocaciones y por eso soy responsable de mis errores”, indicó el defensor, quien lamentó más la derrota por el marco de público que los acompañó en San Carlos. “La gente llenó el estadio y por eso duele más no haber podido darles una alegría”, reconoció con amargura.

Pese a su terrible jornada, el formado en casa se mostró esperanzado en recuperarse de la caída, aun cuando hay poco tiempo para mejorar. “Debo crecer en base a lo que me pasó y vienen por delante las visitas a Huachipato y Cobresal, donde demostraremos el gran grupo de jugadores que somos”, cerró el jugador.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo