Polémico árbitro de Perú-Chile se jugará su cupo para dirigir en el Mundial

Diego Abal es uno de los réferis con más proyección de Argentina. Pese a eso, el año pasado complicó su carrera con un polémico cobro en la liga local.

Por

Imagen foto_0000000120130321093321.jpg
Diego Abal ya estuvo en el ojo del huracán por un fallido cobro / Crédito: AFP

Por Demid Herrera

Cada vez que un partido eliminatorio está por jugarse, hay un tercer actor, aparte de los equipos, que entra en juego y ese es el árbitro. El duelo entre Chile y Perú a jugarse este fin de semana será dirigido por el argentino Diego Abal, un profesional que corre con ventaja en la competencia para ser el representante transandino en la próxima cita mundialista, pero que tendrá una prueba de fuego este viernes luego de un error que lo involucró hace un año en el torneo del fútbol argentino.

En el marco de la séptima fecha de dicho torneo, un complicado San Lorenzo recibía a Colón de Santa Fe y en el segundo tiempo vino la controvertida jugada. El réferi decidió cobrar como gol una jugada en que el guardalíneas había levantado su bandera y provocado que los jugadores del Cuervo dejaran pasar la pelota, por lo que la validación del tanto desató un escándalo de proporciones (puedes revisar el video completo aquí).

“El cometió un error técnico reglamentario porque interpretó como gol una jugada en que no coincidió con su asistente. Esa equivocación le valió retroceder mucho en su carrera de cara al Mundial y por ello la prueba que tendrá en el Chile-Perú será clave”, indicó Alberto Calegari, del Diario Popular, de Argentina, quien de paso contextualizó la realidad que viven los jueces de dicho país.

“Diego Abal es hoy por hoy el árbitro con mayor proyección y chances de ir al Mundial. Un poco más atrás están Néstor Pitana (quien dirigirá Chile contra Uruguay el próximo martes) y Patricio Loustau, y por ello este encuentro tiene suma importancia para él también”, agregó.

Sobre la carrera de Abal, Calegari comentó que el réferi “vivió una situación familiar muy delicada que lo tuvo a punto de abandonar la actividad, pues hace tres años perdió a un hijo de seis años. Algo muy fuerte”. Después hace una descripción de su forma de arbitrar.

“Abal no es un árbitro tarjetero ni prepotente. Se maneja con respeto hacia los jugadores y no suele enredarse con los cobros. En Argentina ha habido un vacío luego de que se retiraran Héctor Baldassi y Horacio Elizondo, algo similar a lo que pasó en Chile tras la salida de Selman, Chandía y Pozo, y por eso Abal y los árbitros antes mencionados han sido clave para potenciar el recambio que esta actividad requiere en la Argentina”, finalizó.

De esta manera, el juez de 41 años y que debutó el año 2005 en el fútbol argentino, estará frente a un examen muy riguroso en su sueño de llegar a Brasil 2014, y como ya sumó algunos inconvenientes en los exámenes físicos que se le hicieron con este propósito durante el 2012, deberá salir al Nacional de Lima a validarse a sí mismo, en algo seguramente positivo para ambos equipos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo