La otra cara de Lima: Las pifias y muñecos contra Alexis encendieron la jornada

El himno de Chile fue pifiado y duró 46 segundos, Miguel Pinto saludó a Markarián y Desio "aleonó" a Alexis Sánchez.

Por

Imagen foto_0000000120130323002122.jpg
En la cancha fue un partido limpio. En las tribunas, no tanto. / AFP.

¿Mala onda?

La hostilidad fue el principal ingrediente en el recinto peruano. Incluso, hasta funcionarios de la Federación Peruana de Fútbol se encargaron de molestar a algunos periodistas nacionales. Es más, el encargado de entregar las formaciones en los bancos de prensa comenzó a tratar de mala forma al reportero de El Gráfico Chile y en forma cobarde ocultó su identidad. Así no se puede.

Himno a medias

Sólo 46 segundos duró la entonación del himno nacional de Chile. En el Nacional, la música ni siquiera se escuchó debido a las constantes pifias y gritos en contra de los jugadores de la Roja. Carlos Carmona, Claudio Bravo y Mauricio Isla quedaron totalmente desconcertados tras el abrupto fin de la canción chilena.

Un gran abrazo

Miguel Pinto fue el único nacional que llegó a abrazar a Sergio Markarián y compañía. El golero del Atlas se colgó del cuello de Pablo Bengoechea y de sus asesores. Cambiaron un par de palabras y se fue al banco. José Rojas saludó al ex volante “charrúa” y saludó a lo lejos al Mago.

Muñecos anti Alexis

En las populares del Nacional hubo sólo malas palabras para la Roja. Un par de varios muñecos se vieron en las tribunas con las camisetas de Alexis Sánchez. También algunos cantos en contra de Jorge Sampaoli. Ni siquiera las niñas más guapas se salvaron y varias modelos, de las marcas que auspician a Perú, emitieron fuertes declaraciones en contra de los chilenos.

Las palabras de Desio

El PF de Chile, Jorge Desio, fue el que más conversó con el equipo antes de salir a la cancha. Con Alexis Sánchez hubo un diálogo especial y no lo dejó ni a sol ni a sombra en el trabajo de precompetencia. Siempre le dijo que podía más y lo ayudó a entrar como un león a la cancha.

Las arengas

Dos reuniones tuvo todo el plantel chileno antes de jugar el partido. Ambas fueron en la cancha con Desio y compañía en el centro del campo. La promesa fue dejar todo en la cancha y el Vamos Chile sonó fuerte, a pesar de la ruidosa banda peruana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo