Columna de Colo Colo: Ni oro ni cielo

"Siguen las confusiones dentro y fuera de la cancha en Colo Colo", sostiene Ricardo Benavente.

Por

Imagen foto_0000001320130408205311.jpg
Colo Colo celebró por fin en el Torneo de Transición. / Agencia Uno.

Por Ricardo Benavente

@RicardinhoGuach

Columna del Movimiento Colo Colo de Todos

FB Colo Colo de Todos

@ColoColodeTodos

Colo Colo salió a la cancha con Lobos; Fuenzalida, Vilches, Mena (C) y J. Domínguez; Esteban Pavez y Claudio Baeza; Emiliano Vecchio; Gonzalo Fierro, Carlos Muñoz y Emilio Hernández.

Siguen las confusiones dentro y fuera de la cancha. Bruno Romo dejó la titularidad y ni siquiera fue al banco. De la Fuente y Olivi protagonizaron un incidente con un taxista el sábado, como si no tuviéramos suficientes problemas. Ambos fueron suplentes y sólo el primero entró 15 minutos a la cancha. “Decisión técnica”, dijo Hugo González. Creo que es más bien un remezón a la mesa por parte del DT, quien quiere evitar más complicaciones.

El Cacique pegó bien temprano, cuando los cronómetros marcaban apenas los 90 segundos de juego. Carrerón del Chapa por la banda derecha, pase a Muñoz, el porteño que de primera devuelve con un toque exquisito por sobre un zaguero central, Fuenzalida saca el centro como puede y, ante las dudas de la defensa y el portero ruletero, aparece el mismo delantero para culminar la doble pared y definir a quemarropa con un toque sutil.

El tempranero gol marcó el trámite del partido, Colo Colo decidió manejarlo y el timorato rival cooperó con su pasividad. Tenencia del balón, traslado de un lado hacia otro -a veces excesivo-, mucho uso de las bandas con las duplas del Chapa con Fierro por la derecha y Domínguez con Hernández por la izquierda. Le hizo bien a Carachito ver que no tiene asegurado el puesto, ya que se le vio mucho más activo y veloz.

El cuadro albo siguió generando fútbol durante el primer tiempo, aunque a un ritmo más bien cansino. Everton por su parte, agrupaba muchos hombres para defender, quizás más preocupados de no recibir más goles que de ir en busca del empate. Así se iban al descanso.

En el entretiempo, otra vez, hubo manifestaciones masivas pero pacíficas contra la Concesionaria que maneja al Club. En el hall de Océano se juntaron alrededor de 500 personas para cantar y pedir la salida de estos empresarios, quienes con sus múltiples errores hace rato colmaron la paciencia de los hinchas albos. Ya es costumbre escuchar cánticos en contra de Blanco y Negro en todos los sectores del Monumental. Y eso que Colo Colo ganó.

Volvamos a la cancha. En la etapa complementaria las cosas no cambiaban mucho y el partido se ponía plano, algo aburrido. Everton seguía agrupado atrás y no podía salir, mientras el cuadro popular buscaba ampliar la ventaja sin poder encontrar el rumbo preciso. Así fue el trámite, hasta que en el minuto 64′ Fierro combinó con el Chapa -una de los destacados del match-, este cedió para Carlos Muñoz, quien con un bombazo a tres dedos y de precioso efecto dejó sin posibilidad alguna a Dalsasso y clavó el 2 a 0. Tremendo golazo de un jugador que partido a partido ha ido mostrando un muy buen nivel. Luego el DT albo hizo algunas modificaciones y se vio a un Colo Colo pragmático  jugando con tres mediocampistas defensivos, aunque De la Fuente tenía algo más de libertad por el sector derecho. Ahora el Cacique manejaba la pelota y no la perdería más, presionando incluso en pleno campo rival. Así fue como, cuando el partido ya expiraba, los albos recuperaron una pelota y Felipe Flores terminó con su sequía goleadora anotando su primer tanto del Campeonato para decretar el 3-0 final.

Pitazo final y en Macul se respiraba en el ambiente una sensación de tranquilidad. Por fin se volvía al triunfo, aunque el hincha se daba cuenta que el rival no había opuesto mayor resistencia. Me quedo con varias cosas rescatables. Por ejemplo, el haber dejado la valla invicta, cuestión que a estas alturas es todo un mérito. Luego, el nivel de Fuenzalida, que esperemos no haya tenido una lesión de gravedad, ya que se ha convertido en una pieza importante. El alza de Domínguez y el debut de Luis Pavez, quien pretende pelearle un lugar al colombiano. No nos olvidemos que también está Manuel Bravo para ocupar esa plaza. Además, destaco el funcionamiento de la jovencísima dupla defensiva de Esteban Pavez (22 años) y Claudio Baeza (19).

De la Fuente no debe sentirse tan seguro del puesto ante el nivel de ambos, sin olvidar la presencia de Rafael Caroca. Confiemos en que la molestia de Vecchio también tenga que ver con una autocrítica a su juego, todos esperamos más de él, además no se ve quién puede apretarlo en esa función. Hernández definitivamente no es un conductor, Vidangossy tampoco, y Coria no aparece ni en las cómicas, al igual que Roberto Gutiérrez, Matías Cardacio o Lucas Domínguez.

No me gustó lo pragmático del planteamiento táctico en todo el partido, quizás por encontrar muy rápido la ventaja. Por el momento que está pasando el equipo, sin embargo, tal vez tengamos que acostumbrarnos un tiempo a esto, y seguro es mejor que habituarnos a las dolorosas derrotas. En todo caso, dudo que un DT pueda ser mucho más avezado a estas alturas. Esperemos que esta alza futbolística se ratifique en Arica frente a San Marcos el próximo sábado y que Colo Colo termine el Torneo lo más arriba de la tabla posible, ganándole a las Universidades y llegando bien preparado a la Sudamericana ¡Vamos Cacique, a seguir mejorando!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo