Presidente de la Corporación Colo Colo: "No me imagino al club sin su barra"

Raúl Labán asegura que el gran error ha sido alejarse de la gente y que se debe apoyar un proceso a largo plazo.

Por

 

Imagen foto_0000000120130410085339.jpg
La Garra Blanca le da dolores de cabeza a Blanco y Negro. Labán cree que son necesarios, pero sólo si actúan de forma
pacífica

Por Pablo Vera

La Corporación Colo Colo debe velar por los derechos de los socios, es lo que queda de la administración previa a la quiebra y hoy tiene una lucha bastante concreta: que Blanco y Negro entienda que la gente, el hincha, es importante para cualquier proyecto. Raúl Laban, otrora vicepresidente a fines de los 90, es el encargado de llevar a cargo la tarea, en un momento donde todos los entes internos parecen flaquear y conspirar contra el buen juego dentro de la cancha.

¿Cuál es su opinión de este magro momento dentro de la institución?
Pensamos que no es la primera crisis que tiene Colo Colo, pero es especial porque además de lo futbolístico y de lo económico, existe un notable desapego a la gente y creemos que la solución a largo plazo pasa por volver a acercarse al hincha.

¿Ese aspecto ha sido el peor de esta administración?
Ha sido el gran pecado, no reconocer la importancia que tiene el club, los socios y los simpatizantes. Además de no entender la pasión que significa Colo Colo.

¿Qué tienen pensado hacer ustedes para acabar con esa deuda?
Lo primero que decidimos es que era muy conveniente que la Corporación tenga un rol más activo como contraparte al contrato de concesión. Es importante marcar diferencias y por ello pensamos que el presidente de Blanco y Negro tiene que venir de los socios controladores y no de la Corporación. La idea es que nuestros directores actúen de forma independiente para ser más proactivos en el fin de la crisis y para eso es básico que nos acerquemos a la gente para revivir el rol social que siempre ha tenido la institución. La Corporación tiene que ser una contraparte activa y velar porque el contrato se cumpla bien.

¿La concesionaria ha fallado a ese contrato?
No ha habido un incumplimiento por parte de Blanco y Negro, pero ha tenido un modelo de negocios que no privilegia el acercamiento a la gente y eso no funciona en el largo plazo.

Pasemos a lo que ha ocurrido en el último tiempo… ¿cómo evalúa la gestión de Carlos Tapia como presidente?
Él nunca estuvo empoderado en el cargo y nunca se le dieron las condiciones para ejercer, por lo tanto es difícil juzgarlo. Por otro lado, se genera esta dualidad de ser miembro del directorio y a su vez presidente y eso no funciona. Él tiene que representar los intereses de los socios controladores, no de la Corporación. Tapia nunca tuvo independencia ni poder.

O sea que al momento de hablar ciertos temas, ¿lo hacían directamente con Vial?
Siempre conversamos con los accionistas de Blanco y Negro en presencia de Carlos Tapia, pero él estaba en los dos lados de la mesa entonces no servía de mucho.

Ahora suena el nombre de Eduardo Loyola para reemplazar a Tapia… ¿qué le parece?
Es un buen nombre, es alguien con mucha experiencia, un gran colocolino, una persona que tiene manejo en situaciones complejas y pensamos que puede ser un aporte, pero nosotros no levantaremos candidatos. Es un nombre que podríamos apoyar.

Otro tema complejo es la Garra Blanca que en algún momento tuvo mucho poder…
No tenemos vinculación con la coordinación de la Garra Blanca, pero no podemos dejar de recibir a aquellos socios que son parte de ella. Hemos hecho un llamado a que se manifiesten de forma pacífica, porque las barras han jugado siempre un rol importante.

¿Y qué opina de lo que ocurrió en La Florida con las bombas de ruido y la suspensión del encuentro?
Lo de La Florida fue un hecho puntual, la barra no ha tenido un mal comportamiento y es importante para los jugadores. No veo a Colo Colo sin su barra, pero con la actitud de apoyar en las buenas y las malas de forma pacífica. Las barras no partieron bravas, sólo apoyaban, pero estas agrupaciones medio anárquicas se van deformando con el tiempo y claramente no tienen el mismo espíritu del principio. ¿Pancho Malo? Le ha hecho mucho daño al club, no entendió el rol que podía jugar, pudo haber tenido uno mucho más positivo.

¿Cuál es su diagnóstico de lo que ocurre dentro de la cancha?
Hoy se echa de menos que no haya un real trabajo de las divisiones menores ni un interés por proyectarlos al plantel de honor. Eso debe estar considerado en cualquier proyecto a largo plazo. Hay que reforzar la columna vertebral  y los demás deben ser jóvenes. Creo que la gente estaría dispuesta a apoyar ese proyecto y lo importante sería sostenerlo, no como ahora que ha habido muchos cambios y ahí nadie se puede desarrollar. Hay que mantener un proyecto a largo plazo independiente de que no se logran resultados inmediatos.

¿Lo han decepcionado muchos jugadores?
Tenemos un equipo para mucho más de lo que estamos mostrando. Con el plantel que hay habría que estar arriba, siento que falta el liderazgo que había en el pasado. Además no todos han tenido un desempeño de acuerdo a lo que se esperaba de ellos, pero hay que reconocer que todas las dificultades en otros ámbitos se reflejan en el plantel. Otra cosa pasaría si el club no hubiese estado en esta situación.

¿Algún candidato para la banca? ¿Borghi por ejemplo?
Es un muy buen nombre, pero pensamos que hay varios candidatos. Es importante que conozca el medio, que sepa manejar un club con una hinchada fuerte y que haya un trabajo coordinado con las divisiones menores. Otro de los nombres, Fernando Vergara, tiene un muy buen recorrido, le tengo mucha estima y es un candidato firme.

Así como ha sonado Borghi, también se ha dicho que  Gabriel Ruiz-Tagle podría volver, ¿qué le parecería?
Fue un gran presidente de Blanco y Negro. Cualquier persona que invierta y tome el control puede volver, no veo ningún problema.

Por último… ¿qué autocrítica hace de su anterior participación en el club? Ese proceso terminó con la quiebra…
Yo me fui cuatro años antes de la quiebra y me tocó vivir una realidad de crisis financiera permanente. Yo creo que lo que tenemos que hacer es que si algún día aspiramos a volver a administrar sus activos hay que fortalecerse patrimonialmente y fortalecerse como institución.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo