El socio futbolístico de Arturo Salah en la U le dio "permiso"

Héctor Hoffens y el ahora director de Blanco y Negro anotaron uno de los goles más dolorosos para la hinchada alba. Revisa la entrevista.

Por

 

Imagen foto_0000000120130418085218.jpg
Héctor Hoffens, compañero de Arturo Salah en la U entre 1975 y 1980 / archivo

Por Rafael Verdugo

Demás está decir la enorme trayectoria que Arturo Alejandro Salah Cassani ha forjado a sus 63 años tanto como jugador y técnico, incluso llegó a poseer un cargo de gobierno entre 2001 y 2003 cuando asumió como el subsecretario de Chiledeportes.

Ahora el ingeníero civil de profesión se embarca en la tarea titánica de sacar a flote un barco albo que se hundía a pedazos, acorazado al que hace un par de décadas y defendiendo los colores de su archirrival, Universidad de Chile, le ahogó un par de alegrías.

El capítulo más recordado se remonta a la liguilla pre-Libertadores de 1980 (Salah jugó en la U entre 1975 y 1980, donde obtuvo la Copa Chile en 1979, único título en su carrera como jugador). Allí, el ex DT de la Roja, marcó uno de los tantos más recordados por la hinchada azul el día 3 de enero de 1981.

Ambos elencos habían igualado a ocho puntos  y tuvieron que definir en el Nacional al ganador de la Liguilla. A cinco minutos del final del cotejo el árbitro cobró un penal a favor de los albos cuando empataban 1 a 1, pero el portero chuncho Hugo Carballo detuvo el disparo de Carlos Rivas. Luego de eso, se dio inicio a un gran contragolpe que lideró Héctor Hoffens, quien desbordó por el sector derecho y envió un centro atrás que Salah se encargó de convertir en gol.

Su compañero en aquella mágica jugada respaldó su odisea en Macul, tal como lo hizo aquella tarde ñuñoína. “Creo que es la persona mas idónea, justa, preparada y equilibrada. Él tiene un gran conocimiento del fútbol chileno y que puede salir adelante con Colo Colo, tiene todas las capacidades para encauzar un camino que estaba perdido y lejos de la realidad”, aseguró Hoffens.

El ex puntero derecho del cuadro estudiantil quiso seguir apelando a la historia y recordó un episodio que configuró los éxitos venideros de la tienda alba.

“Él estuve a punto de ser campeón de América con ellos, hizo la base y un conocimiento, en donde posteriormente fue Mirko Jozic quien se llevó todos los aplausos”, refiriéndose a la Copa Libertadores de 1991, ya que fue Salah quien comandó al Cacique entre 1986 y 1990 (consiguió 5 títulos en ese período, dos torneos nacionales y tres Copa Chile).

Al ya mencionado pasaje que protagonizó el inminentemente electo timonel colocolino, que integra uno de los tantos momentos que han marcado a fuego la disputa eterna que existe entre los dos equipos más grandes de Chile, se agrega el hecho de que don Arturo no sólo jugó en el Romántico Viajero, sino que fue su DT en 1992-1994 y 2007-2008.

“También jugó y dirigió en Colo Colo, vivió bastantes etapas allá. Hoy estamos inmersos en las sociedades anónimas, la empresa buscó a través de un consenso y unión elegir un presidente que sepa de fútbol. El presidente que estaba antes no era del agrado de nadie, no tenía conocimiento ni nada. Colo Colo está ordenando con una persona justa y esencial para el puesto”, puntualizó Hoffens, el que además recalcó que “en cuanto a la unión que debe existir él cumple un rol fundamental. Hay una descoordinación y relación mala entre la hinchada y la dirigencia e incluso entre ellos mismos, también en los jugadores. Para mí es la persona
indicada”.

Imagen foto_00000002

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo