Los errores arbitrarles marcaron la lucha por el título en la 12ª fecha del torneo

Al menos en los partidos de los que luchan arriba, los jueces erraron en jugadas que pudieron determinar el resultado del partido.

Por

 

Imagen foto_0000000120130422115944.jpg
Eduardo Gamboa fue cuestionado por su arbitraje en el O’Higgins-U. de Chile / Agencia Uno.

No ha sido el mejor semestre para el arbitraje nacional y en la 12ª fecha del Torneo de Transición, los jueces nuevamente cometieron errores que pueden decidir al ganador del título del certamen.

Al menos en los partidos de los equipos que pelean por los puestos de avanzada, hubo yerros evidentes. Sobre todo en el partido de Unión La Calera con Unión Española, donde el árbitro Patricio Polic no cobró dos penales claros en favor de los hispanos, una situación que fue reclamada por José Luis Sierra.

“(los no cobros) no me parecen polémicos, son errores demasiados groseros para ser polémicos. Me parece que se equivocó, soy el primero en aceptar que se pueden equivocar, pero tan groseramente me parece sospechoso“, dijo Sierra tras el partido.

Incluso el dueño de Unión Española, Jorge Segovia, sacó el habla en twitter para criticar lo que él considera injusto para los de Independencia.

 

Fueron dos los groseros errores de Polic: Un penal en la primera etapa a Diego Scotti y en el cierre del partido, del meta Giménez a Patricio Rubio. El no cobro todavía es inexplicable.

Cobros contra O’Higgins y contra de Colo Colo

El sábado jugaron en Santa Laura O’Higgins con Universidad de Chile con arbitraje de Eduardo Gamboa, quien por consejo de su asistente anuló un gol legítimo de Carlos Escobar cuando los celestes vencían por 1-0 y dominaban el partido.

El delantero recibió un centro, la bajó de pecho y definió por sobre Johnny Herrera, pero la bandera del juez anuló la jugada y Gamboa hizo caso. La posición fue lícita según confirmó anoche el programa Domingo de Goles de TVN. 

Finalmente, O’Higgins y la U repartieron puntos, pero esa jugada pudo haber cambiado el trámite del partido, lo mismo que sucedió en el clásico entre Colo Colo y Universidad Católica, cuando Enrique Osses no quiso expulsar a Sixto Peralta por un “pisotón” a Gonzalo Fierro.

El volante de los cruzados ya tenía tarjeta amarilla por dos faltas seguidas al mismo jugador y tuvo que recibir tarjeta roja. El juez estaba a dos metros y no sacó la segunda amarilla.

¿La jugada pudo cambiar el trámite del partido? Es tan probable como no. En la cancha fue superior Católica, pero los árbitros otra vez erraron en partes sensibles de los tres partidos más importantes de la fecha.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo