El plantel albo espera en silencio la asunción de Arturo Salah

Ayer ningún jugador quiso asistir a la sala de prensa para enfrentar a los medios. Sí lo hizo el ayudante técnico, Héctor Tapia.

Por

 

Imagen foto_0000000120130425084822.jpg
El silencio de los culpables. Ayer ningún jugador quiso asistir a la conferencia.

Por Pablo Vera

La citación a la prensa era para que alrededor del mediodía uno o dos jugadores asistan a la habitual conferencia. Así ha sido siempre, pero ayer el ostracismo era evidente.

Los jugadores terminaron la práctica y el jefe de prensa albo comenzó las negociaciones para que algún jugador acceda a enfrentar los micrófonos. Había algunos que ya estaban comprometidos y que a última hora declinaron. Así pasó el tiempo, ya eran las 14 horas, 120 minutos después de lo previsto, y no había novedades. La respuesta oficial es que simplemente los jugadores no querían hablar. Complica el momento deportivo, pero también el institucional, sobre todo teniendo en cuenta que hoy se concretará la llegada de Arturo Salah, el nuevo timonel.

Finalmente, el único que dio la cara ante la prensa fue Héctor Tapia, ayudante técnico de Hugo González, quien justificó así la ausencia de un futbolista en la conferencia. “Estamos en un club que por tradición tiene que ganar campeonatos y vencer semana tras semana. Yo me pongo en el lugar de ellos y claro que cuesta salir a hablar, principalmente cuando uno se siente perjudicado por los comentarios que no son los mejores. Hay que dejar pasar unos días”.

El ex delantero también se dio tiempo para hablar del status que tendrán las divisiones menores en el mandato de Salah. Sabido es que el nuevo presidente siempre le ha dado preponderancia a este ítem y Tapia, que ya lleva dos años de trabajo en esa área, sabe que las chances aumentarán. “Sé que va a entregar oportunidades, pero también tiene que existir un esfuerzo y una competencia para que nuestros jugadores lleguen bien preparados. Ante eso hay un grupo de jugadores que tienen nivel para poder estar en el primer equipo”, explicó.

Hoy los albos no lo pasan bien y en dos semanas deberán enfrentar a la Universidad de Chile. Ese es un partido que ya se palpita en los rincones del Monumental. “Si ganamos ayudará para la imagen del plantel, especialmente hacia su hinchada. Yo que llevo años en el club sé lo importante que es ganar los clásicos”.

Para terminar, Tapia le volvió a abrir la puerta a dos elementos que parecían cortados: Coria y Gutiérrez. “Roberto  está peleando su oportunidad y esperamos que Facundo se recupere de su lesión para ocuparlo en lo que queda de torneo”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo