Columna de la UC: Respeto a la historia

"Lasarte declaró que los festejos del aniversario pudieron evitarse, insinuando que la celebración fue un elemento distractivo para el equipo", dice Cristián Berríos.

Por

 

Imagen foto_0000000120130429133810.jpg
Los históricos de la UC junto a la bandera de Columna de Razta. /  Cristián Berríos.

Por Cristián Berríos

@Columnaderazta

Columnaderazta.cl

Cducatolica.com

Según una nota publicada el pasado domingo en La Tercera, Martín Lasarte declaró que los festejos del aniversario pudieron evitarse, insinuando que la celebración fue un elemento distractivo para el equipo. Por el contrario, ese día proporcionaría una mística y empuje adicional para los entrenadores que se identifican realmente con Universidad Católica y piensan en el arco contrario como prioridad. Le hizo falta darse una vuelta por el Museo UC y empaparse con la historia del club.

El mito de que Carlos Villanueva rinde más ingresando desde la banca podría aplicarse con Robert Lewandowski, aún entendiendo que se desempeñan en puestos distintos. El Polaco anotó un gol al Real Madrid en el primer tiempo y tres en el segundo, entonces Lasarte lo pondría en la etapa de complemento. ¿Quién discutiría esa lógica? Alguien futbolizado opinaría que los goleadores aparecen en el momento menos pensado y otros dirían que los habilitadores como el Piña meten un pase gol sin despeinarse. Cualquier astro jugaría mejor si concentrara sus fuerzas en 45 minutos, pero los equipos tienen necesidades y sin el Piña carecemos de un habilitador. Más aún se notó la ausencia de un jugador que sorprendiera a la defensa rival debido a la suspensión de Ismael Sosa y Nicolás Castillo. Lo de Fernando Meneses es prerrogativa del entrenador, probablemente lo notó muy agotado. Eso engrandece el esfuerzo de Cristián Álvarez, una de las figuras de Chile en el empate contra Brasil.

Vuelta al asunto de Villanueva: Si no brilló en dos partidos ingresando desde el arranque – uno correspondiente al torneo oficial y otro a Copa Chile- sin duda fueron el costo de su adaptación y jamás le tocó de titular con Nicolás Castillo como referente de ataque. Pero ya pasó. La lógica indica que si el jugador ha alcanzado un nivel aceptable y habilita a los atacantes con facilidad no debiera rendir menos que otras alternativas preferidas por el uruguayo. A gritos le pedían los hinchas que mandara a la cancha al Piña y esperó trece minutos más luego del entretiempo, demasiado tarde.

El error individual de Tomás Costa – despejó hacia el centro habilitando a Rodrigo Díaz – fue castigado con dureza. Lo reemplazaron a los 58´ por el ya mencionado Villanueva. Fernando Meneses entró por Sixto Peralta y los últimos minutos del encuentro fueron de emoción y desorden, pero Deportes Iquique tuvo en Rodrigo Naranjo y el azar a sus mejores aliados. Carlos Bueno estuvo muy lejos del nivel que insinuó en las primeras fechas, Álvaro Ramos ha perdido confianza y Michael Ríos no contó con la puntería que demuestra en los clásicos. Nos fuimos recalientes por la farra de talentos y goles. Los representantes de Nicolás Castillo – suspendido ante Iquique – y Piña les quieren fuera del equipo: ¿Cómo culparles si hasta ahora Lasarte les considera suplentes? Son los mejores en sus puestos y punto, no más verso. “No, Castillo no entrena con el equipo” Y aunque llegara cinco minutos antes, no hay otro de esa jerarquía. Los que fueron troncos como jugadores no entienden a los talentosos.

Basta de excusas ¿No dijo en el Monumental que a Castillo lo podían expulsar en cualquier momento? Claro, a Gary Medel también, y a Carles Puyol, y Pelé pegaba planchazos cuando le metían fuerte. Pero si son los mejores del equipo mándalos a la cancha desde el arranque. Luego del partido les retas o les ordenas. Está demasiado aferrado a la doble línea de cuatro, de local la abre un poquito más, deja un ápice  adelantado a su volante de creación, Sixto Peralta, y todo queda plano y cuadrado. No pues, Villanueva se adelanta tanto que obliga al volante mixto a subir, queda Piña, Costa y Sepúlveda en forma vertical y eso lo irrita. Dale libertad, los artistas son así. ¿Qué sacamos con distribuir el balón sin profundidad durante los 45 minutos iniciales de cada partido? Absolutamente nada y menos aún cuando peleas un campeonato.

Nada está perdido, pero hay que ponerse a la altura de los históricos. Ellos en el triunfo o en la adversidad no vacilaron jamás y asumían los partidos decisivos como oportunidades. Concentraban en San Carlos y esperaban aguerridos los encuentros de Copa Libertadores. Nada de hoteles cinco estrellas ni echarle la culpa a las celebraciones. Hay que darle alegrías a todos los cruzados y enfocarse más en el arco contrario. La hinchada estará apoyando como siempre. Grande Universidad Católica, vamos con todo en lo que resta del semestre. Les dejo el gol de Enzo Andía.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo