La ruleta que le ha impedido consolidarse al Nico Castillo

El delantero prometía ser la gran figura del ataque de la UC, pero hasta el minuto no ha podido afirmarse en el puesto.

Por

 

Imagen foto_0000000120130430083443.jpg
El delantero cruzado hasta ahora es sólo opción en la ofensiva del equipo de Lasarte. Crédito: Archivo

Por Demid Herrera

Cuando a fines del 2012 Universidad Católica quedaba fuera de la Copa Sudamericana en semifinales, eran pocos los balances positivos que podían hacerse. El sueño de alzar otra corona internacional quedaba trunco, pero las sonrisas aparecían por otra razón: la sólida irrupción de Nicolás Castillo.

La joven figura que se había cansado de meter goles en las series juveniles era, junto a Cristopher Toselli, la figura de la campaña y pese a que en ese entonces empezaron a sonar ofertas por el en el extranjero, el 2013 parecía ser el año ideal para que explotara definitivamente en el primer equipo, pero seis meses después, ese deseo no ha podido plasmarse completamente y las razones han sido múltiples.

El Sudamericano sub 20 que lo presentó al mundo
El terremoto que provocó la renuncia de Fernando Carvallo a la selección sub 20 trajo que Mario Salas agarrara el puesto a un mes del Sudamericano que daba pasajes al Mundial y en él, Castillo terminó siendo figura. Con cinco goles en siete partidos jugados el renquino se presentó al mundo y mientras el plantel cruzado fichaba a Carlos Bueno e Ismael Sosa para reforzar su ataque, el Nico seguía sonando en el extranjero.

“De barrabrava a ídolo de su club” puso el diario Marca de España, quien dedicó espacio a la “joven promesa chilena”, que volvió a los entrenamientos con la UC, se casó y ya estaba a disposición para pelear su puesto en la UC, o eso parecía. Su ausencia de las prácticas en la precordillera puesto que lunes y martes debía ir Quilín para preparar el trabajo de cara al Mundial que se jugará en junio hizo que el jugador perdiera terreno y lo mismo empezaron a manifestar en Católica.

Ni de aquí ni de allá
El ir y venir de Castillo entre Apoquindo y Quilín lo hizo aparecer en contadas ocasiones en los partidos de Católica. Siete partidos de los cuales seis fueron apareciendo desde la banca y hasta la última fecha ha jugado sólo 243 minutos de los 1.170 disputados en el torneo local.

A ello se sumó el llamado de emergencia que recibió para vestir la Roja adulta y su debut frente a Perú en Lima fue otro de los hitos en su novel carrera.

En el lado de la Sub 20, su participación en los amistosos con cuadros locales fue constante, pero desde la UC, distintos jugadores empezaron a pedir públicamente al Nico y eso coincidió con la decisión de Mario Salas de  no considerarlo para un amistoso con Uruguay y así pudiese jugar la semifinal de la Copa Chile frente a Cobreloa, donde anotó un gol.

La tormenta Castillo
El ímpetú del delantero ya le había costado una roja, pero su expulsión contra Colo Colo terminó por confirmar un semestre de locura para él.

“Nicolás es un joven que tiene muchísimo potencial, pero todavía tiene mucho por aprender. Un chico de su edad debería estar acompañado de personas que lo aconsejen bien, porque a veces se le acercan a uno personas que le llenan la cabeza de pajaritos”, fueron las contundentes palabras de Carlos Bueno a Radio ADN y aunque Martín Lasarte lo hizo con más suavidad, compartió la sintonía con el delantero uruguayo.

“Nicolás es un jugador joven al que en seis meses le cambió la vida. Eso, a veces, no es fácil llevarlo. Tiene que encontrar un equilibrio para que sea un gran jugador”, dijo el técnico de la UC, mientras que su par de la Sub 20 no lo citó para el duelo que tuvo su equipo frente a los charrúas el miércoles pasado en otra señal que no le ayuda mucho al jugador.

“Su expulsión contra Colo Colo no influyó en no ser llamado para el partido con Uruguay. Fue una decisión técnica que conversaré con él”, indicó Salas para justificar la ausencia del ariete y dicha conversación prometida se realizó y fue para marcarle al jugador que debe mantener la calma a pocos semanas del mundial y centrarse en no cometer errores.

Finalmente el futuro de Castillo parece definido pese a que las expectativas no se han cumplido, pero su grupo de representantes ya aseguró que partirá a Europa tras este semestre. Con todo definido, los hinchas sólo se aferran a que el atacante cumpla con su deseo de “irme de Católica siendo campeón” y que para que eso se dé, el carrusel le permita rendir como sabe.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo