Entrevista con Carlos Escobar, el "Patrón del Gol"

El delantero del líder tomó la camiseta de titular en el equipo celeste y respondió con lo que mejor sabe hacer: goles. El coquimbano habló con El Gráfico.

Por

 

Imagen foto_0000000120130502080452.jpg
El Patrón del Gol Escobar vive un gran momento en O’Higgins y le pelea el puesto a Calandria en ataque/ photosport

Por Raúl Toledo

Limpia a todos los rivales a punta de bombas que se transforman en gol. Festeja gracias a lo que mejor sabe hacer y está viviendo un momento expectante en su carrera. O’Higgins se tomó la punta del campeonato nacional e intentará dar el golpe a la cátedra mañana frente a Cobreloa. El Capo de Provincia, de la mano de Eduardo Berizzo, ya no es visto como un equipo chico, sino como una verdadera amenaza para todos los rivales de Chile y es lo más parecido a lo que alguna vez fue la U de Sampaoli.

Una de las nacientes figuras en el cuadro del Toto es el artillero Carlos Escobar (23). El Patrón del Gol anotó en los tres últimos lances de los rancagüinos ante Rangers, la U y la Unión Española, donde, además, arrancó como titular y sentó en el banquillo tras la lesión de Pablo Calandria. Pero no todo ha sido fácil para él. Partió a los 16 años en Coquimbo con el Pestaña Díaz  y luego emigró a Temuco. Volvió al cuadro pirata y demostró sus condiciones frente al arco. Todo ello lo catapultó hacia La Gamboina, donde está escribiendo su historia a punta de festejos.

Carlos… ¿Cómo tomas este buen momento en O’Higgins?
Contento por lo desarrollado a nivel grupal, donde logramos el primer lugar. Estamos peleando el campeonato trabajando a full y feliz por eso. En lo personal también me tomo con tranquilidad el momento que estoy viviendo. Recién están saliendo los goles y hay que seguir igual para que todos continuemos por este camino.

¿Cómo se sobrelleva la presión de mantener la punta?
Hemos tomado todo con calma y no estamos con esa presión de ser primeros. No somos uno de los favoritos, porque siempre están los grandes y ahora Unión Española. Estamos trabajando muy calladitos, sin meter bulla, sin hablar. Somos un equipo de bajo perfil y luchamos para ser un grande del torneo, para llevarnos la copa.

Tus inicios en el fútbol no fueron fáciles.. ¿Cómo fue ese paso por el Temuco de Bonvallet?
Debuté en Coquimbo a los 16 años y el 2007 fui cedido a Deportes Temuco. Ese equipo fue muy cuestionado, porque bajamos a Tercera División. Fue una experiencia que me sirvió para agarrar confianza, ya que sólo tenía 17 años (…)  Él sabe manejar bien los grupos, no era así como se ve en la televisión. En el camarín era muy tranquilo, muy derecho con los jugadores, te decía las cosas de frente, con buenas palabras y nunca en mala. Es una buena persona y sabía mucho de fútbol.

Incluso él te dijo que tenías cosas de Iván Zamorano.
Siempre me dijo eso desde el primer entrenamiento y le demostré el fuerte que tenía. Me dijo que fuera constante, perseverante (…) Cuando empecé a hacer goles en Coquimbo me decían así (El Zamoranito). Sólo trabajo para mí y me falta mucho para ser como él.

Luego te consagraste en Coquimbo y partiste a O’Higgins.
Gustavo Huerta fue el que me bancó al ciento por ciento. Hice goles en varios partidos y me empecé a hacer un nombre en la división. No nos fue bien como equipo y no logramos concretar el anhelo de volver a Primera, pero me hice un nombre y O’Higgins me compró. Me sirvió mucho estar allá.

¿Pensaste en dejar el fútbol?
Siempre hay bajones que dan cuando uno está sin jugar, cuando está cortado dan ganas de hacer otra cosa, sobre todo cuando uno es joven. A todos se les pasa por la mente (…) Soy fuerte de cabeza, pero logré ganarme un puesto a corta edad como ahora lo estoy haciendo en O’Higgins.

Allá en Rancagüa ¿cómo es trabajar con tantos experimentados?
El cuerpo técnico es diferente a todos. Te piden sacar el doble de ti en cada entrenamiento, te hacen correr el doble y estoy feliz de estar en este club, que lo tiene todo (…) Acá son humildes, igual que uno, nomás, a pesar que tienen más experiencia, pero el trato que te dan es normal. Son personas muy trabajólicas y que entrenan como que si recién estuvieran empezando.

¿Supiste que en las redes sociales te colocaron el Patrón del Gol?
La verdad es que no tengo nada de eso. Mis compañeros, eso sí, tiran la talla luego de que Claudio Palma me pusiera así. Me lo tomo para bien y estoy contento que hablen de mí. Me tomo todo con calma y tranquilidad.

¿Y has visto la serie de Pablo Escobar: El Patrón del Mal?
Muy poco, casi nada. Conocía a Pablo Escobar por ser lo que fue, pero no he tenido la ocasión de ver la serie. Creo que la vi una vez.

¿La muerte de los hinchas celestes es una motivación extra para levantar la copa?
Lo hemos dicho, fue un accidente que nos marcó a todos. Jugamos por esos hinchas, por las familias que perdieron a uno de sus integrantes. Siempre pensamos en ellos, es una motivación extra. Ahora, la gente va mucho más al estadio y se han hecho más hinchas. Está todo Rancagua metido en esto. La gente está muy conectada con nosotros y tiene esas ganas de que dejemos la copa acá en el club.

¿En el plantel quiénes son los más alegres y desordenados?
Los que animan el camarín son los más jóvenes está (Osmán) Huerta y como somos un grupo grande todos tiramos la talla. Está (Braulio) Leal, yo, (Claudio) Meneses, Luis Pedro Figueroa que se junta con los más jóvenes y somos muy unidos. Todos animan, pero a Huerta siempre lo agarran para el chuleteo, jajajá. En el caso de la música es (Cristián) Cuevas el que anda con la radio ahora. Antes andaba (Alejandro) López y (Rodrigo) Rojas. Escuchamos cumbia villera y reggaetton. Algunos reclaman, pero es la música que te motiva para entrar a los partidos.

¿Qué te parece que los clubes grandes quieren levantar a los jugadores de otros equipos antes de terminar el año como en el caso de Juan Rodrigo Rojas a la U?
Le tiramos la talla nomás, y que siempre los equipos grandes querrán a los mejores de otros elencos. Bien para los jugadores que se fijen en ellos, pero él está concentrado en lo que queda de campeonato.

¿Cuáles son los sueños que tienes en el fútbol?
Quiero ser campeón con O’Higgins, ganar títulos, hacer hartos goles y mi sueño es salir a Europa algún día. Andar bien allá y tener oportunidades en la Selección (…) Quiero andar bien acá en mi club, quizá ir a un grande o saltar de acá mismo, porque es un elenco que está en los primeros lugares del fútbol chileno. Mi sueño es actuar en Italia, pero si antes están otras ligas habrá que ir. De chico he querido estar en el Calcio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo