Columna de la UC: De cara a la final

"Volvimos a quedarnos con los tres puntos en San Carlos de Apoquindo tras varias jornadas", dice Cristián Berríos.

Por

 

Imagen foto_0000000120130506163624.jpg
Ismael Sosa celebró en San Carlos de Apoquindo, como toda la UC. / Agencia Uno.

Por Cristián Berríos

@Columnaderazta

Columnaderazta.cl

Cducatolica.com

Volvimos a quedarnos con los tres puntos en San Carlos de Apoquindo tras varias jornadas cediendo valiosas unidades como local. El equipo tuvo ambición desde el arranque, con el consiguiente adelantamiento de las líneas y la apertura de la cuenta llegó muy temprano, a los 6´, por intermedio de Hans Martínez.

El gol de Sosa en el minuto 22 fue lapidario para las pretensiones de Everton. En el segundo tiempo ellos aprovecharon varias desinteligencias en nuestra defensa para propiciarse al menos tres ocasiones claras, pero también Universidad Católica pudo anotarles el tercero en varias oportunidades. Por ejemplo, hubo un remate de Fernando Meneses que salió junto al poste derecho de Gustavo Dalsasso cuando el arquero ruletero era un espectador más. Además, Patricio Polic dejó sin sanción un penal claro a Nicolás Castillo.

Proyectémonos al futuro por un instante: El objetivo de Universidad Católica no puede ser abrazarse cada 5 años en el torneo local y para imponernos a nivel internacional necesitamos mucho más que sobarnos el lomo mutuamente. Lo dijimos hace semanas, no todo es perfecto cuando se gana y nada está perdido con una derrota mientras podamos recuperarnos. Ser incondicional es ir al estadio, quedarse ronco por tanto aliento y luego manifestarse con el valor de quién posee una opinión y no teme expresarla, conceptos básicos que nunca está de más recordarlos. Los años donde todo era pleitesía terminaron con un club desvalijado en bienes patrimoniales y nuestro equipo jugando en el ascenso. El camino opuesto a eso, el trayecto hacia la gloria, exige tres boletos: El discernimiento, la integridad y el coraje.

No creo que sea un despropósito opinar sobre como Fernando Cordero en ocasiones debe adelantarse en una saga de 4 defensores para achicarle espacios al rival que viene con balón dominado en vez de tirarse a la línea de fondo sin impedirle el centro largo, pase corto o que gane terreno, más aún si habilita a todos los contrarios. O que Andía debe decidirse entre plantarse o salirle al paso al defensor, pero jamás correr hacia atrás mientras el delantero avanza porque no obstaculiza la acción del rival ni evita el peligro. Todo es perfectible y al final ese sacrificio se traduce en logros que traen alegrías al pueblo cruzado.

Recientemente, hubo una entrevista del canal Vive Deportes a Gerardo Reinoso donde el astro que llenó de goles y amagues las pupilas de tantos hinchas que repletaban San Carlos en los noventa enfatizó la importancia de que los Históricos UC o ex jugadores transmitieran el significado de ponerse la Franja en el pecho a los jóvenes y jugadores provenientes de otros clubes. Eso puede transmitirlo quienes jugaron la final de Copa Libertadores con Universidad Católica, o aquellos que ganaron la Copa Interamericana, no olvidemos tampoco que entre nuestros astros hay seleccionados chilenos, jugadores que ganaron la Copa Intercontinental con otros clubes y la Copa América con su selección. ¿Cómo vas a privarte de esa experiencia y mentalidad ganadora puesta al servicio de los que recién se abren paso?

Los últimos párrafos están dedicados a la final de Copa Chile que se aproxima: ¿Equipo ideal? Toselli; Valenzuela, Álvarez, Martínez, Parot; Sepúlveda, Costa o Mirosevic, Villanueva; Meneses, Castillo y Sosa, muy cercano al que dimos en este mismo espacio tras la lesión de Claudio Sepúlveda.

El tema de los árbitros ha sido muy comentado en estos últimos años por la preponderancia que han adquirido en clásicos y finales, siempre favoreciendo al mismo equipo. A este paso terminará arbitrando José Yuraszeck. Al margen de los errores propios, los arbitrajes de Osses en las finales del Apertura 2011 y 2012 en el calcio habría desatado un escándalo. O lo de Ulloa en el partido entre Cobreloa y Universidad Católica por el Torneo Oficial disputado en Iquique. Enrique Osses, Claudio Puga, Julio Bascuñán, Carlos Ulloa y Eduardo Gamboa no están capacitados para una final entre Universidad Católica y Universidad de Chile. Por ningún motivo. Si alguno de ellos es designado, no nos rendiremos ni en la galería ni en la cancha, pero tampoco seamos ingenuos. En nuestro país investigan a ex presidentes, candidatos y políticos en general, pero pocas veces se meten a fondo en el deporte. Cuando lo hagan y salgan a la luz episodios lamentables en la historia del fútbol nacional hablaremos de un periodismo deportivo desinteresado, investigativo y valiente. Cito como ejemplo el básquet ¿Sabían que el gimnasio Nataniel fue vendido en 1200 millones de pesos y de esa cantidad se ha rendido 60 millones frente a los medios? Ni hablemos de la Fundación UC y los terrenos de San Carlos. Cuanto miedo le tienen a los poderosos, sobretodo a los que poseen un pasado oscuro.

¡Vamos Universidad Católica con todo! A enfrentarse con los 14 rivales que estarán al frente. La verdad se escribe cuando rueda el balón y no importa la adversidad cuando existe convicción. Ser hincha de Universidad Católica constituye un acto revolucionario en un país donde el lumpen se organiza para propinarle golpizas a niños. Somos cruzados, métanselo bien en la cabeza, en el triunfo o en la derrota acompañamos al equipo. Estaremos acá hasta el fin de los tiempos. El dinero compra campeonatos tanto a nivel nacional como internacional,  pero no existe nada más bonito que ganarse las copas con sacrificio.

¡Aguante Universidad Católica y por siempre! ¡Vean esta Franja con una pasión que no se apaga ni se vende! Que lindo es el fútbol, siempre da revanchas y si no te las da igual puedes meterle a un rival con el alma en los descuentos, que vuele por los aires. Aquí no existe la plata ni el futuro en Europa, cada partido contra ellos siempre será la final de la Copa del Mundo.

Les dejo un par de videos del partido con Everton grabados desde el tablón. El primero contiene los goles y el otro una falta sobre Nicolás Castillo no sancionada. Saludos y será hasta cuando Dios y George Harrison así lo decidan.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo