Los canteranos "cortados" de Colo Colo se defienden tras su salida

Los canteranos Gustavo Ramírez, Philip Araos y Johanns Dulcien dejaron de pertenecer al Cacique.

Por

 

Imagen foto_0000000120130529081422.jpg
Araos es el máximo goleador históico de las cadetes albas. Crédito: Archivo

Por Pablo Vera y Raúl Toledo

Uno es el goleador histórico de las divisiones menores albas, el otro estuvo a un paso de recalar en la Fiorentina y el último siempre fue sindicado como un volante de gran futuro. Hoy a los tres les caducó el vínculo que tenían con su club formador y se fueron por la puerta de atrás, muy lejano a las expectativas que en algún momento todos pensaron.

“Yo siempre pensé que mi salida de Colo Colo sería para irme a Europa, pero en este equipo siempre te van tapando”, confiesa Phillip Araos (22), máximo artillero de los cadetes colocolinos con 202 goles, quien sólo registró apariciones esporádicas en el elenco de honor.

Marcó un gol en su debut el 2009, pero con el correr del tiempo fue desapareciendo y entre préstamos su poder goleador y su futuro esplendoroso se fue extinguiendo. “Nunca pude jugar más de dos partidos seguidos y esa es mi gran molestia. A los mayores se los espera 15 ó 20 partidos, pero si uno no la rompe altiro no le dan más oportunidades. Es una decisión de ellos, pero los resultados están a la vista”, recalca el delantero que esta temporada fue parte de Puerto Montt en la Segunda División Profesional. “Hoy para mí lo mejor es estar libre y no negociar como jugador de Colo Colo”, agrega.

Del tocopillano Johanns Dulcien (22) siempre se pensó que sería el 10 del Cacique. Su talento era innegable, tanto que estuvo probándose en la poderosa Fiorentina de Italia y la operación se frustró sólo porque el volante no consiguió un pasaporte comunitario. Si bien debutó el 2009, en Macul poco aprovecharon sus cualidades. “Comenzaron a llegar técnicos y no se la jugaban por los juveniles, pese a que uno demostraba sus condiciones en las cadetes. Queda demostrado que hay irregularidades en los proyectos de los técnicos y no se atreven a hacerte jugar”, afirma el volante.

NI SIQUIERA DEBUTÓ
Otro que salió por la puerta trasera del Monumental fue el mediocampista de corte, Gustavo Ramírez (21). El volante estuvo en las Rojitas en la sub 15 y sub 17, donde participó en el Sudamericano de la categoría en Iquique.

El jugador no tuvo la chance de ser vitoreado en Pedrero y sólo estuvo en una que otra citación en la Copa Chile, mientras el Tolo Gallego estaba a cargo del primer equipo.

“La verdad que terminé contrato y no hubo renovación. Es lógico que uno siempre quiere vestir los colores de la institución que lo formó, pero no tuve chance alguna. El ayudante de Gallego (Ángel Bernuncio) me dijo que mejor probara suerte en otro equipo. Da pena que se le den una o diez oportunidades a gente extranjera, mientras que a uno lo condenan al primer error. Eso duele”, admitió.

El volante tomó sus cosas y debutó en el fútbol profesional con la tricota de Deportes Concepción en 2012, a pesar que llegó al reducto de Macul a los 12 años.

“Te aseguro que el 80% de los juveniles quiere salir del club, porque no tiene posibilidades. Es doloroso porque uno se formó acá y quiere darlo todo por la institución. Creo que el principal problema es el tema dirigencial, ya que se están tomando decisiones erradas”, admitió.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo