Movidas: La U tiene dos nuevos candidatos para reforzarlos

En dos oportunidades anteriores el defensor uruguayo Mauricio Prieto estuvo a un paso de fichar en Universidad de Chile. Ahora es otra vez opción.

Por

 

Imagen foto_0000000120130529082933.jpg
Mauricio Prieto era uno de los jugadores que siguió Jorge Sampaoli cuando comandó la U  / photosport

Por Rafael Verdugo

Primero fue en 2011 cuando su compatriota Mauricio Victorino partió a Cruzeiro tras haber disputado un encuentro del Apertura bajo las órdenes de un recién asumido Jorge Sampaoli, pero finalmente Marcos González fue quien ocupó su puesto.

Luego de aquella situación, Mauricio Prieto partió al Kubán Krasnodar de Rusia, en donde estuvo durante dos temporadas. De ahí retornó a Uruguay a River Plate, club en donde se formó con la oportunidad cierta de recalar en los azules tras la venta del capitán José Rojas a Botafogo a principios de 2012, pero que finalmente se terminó cayendo nuevamente producto del también caído fichaje del Pepe al cuadro brasileño, de hecho así lo confirmó el gerente deportivo de los darseneros, Leonardo Rumbo.

“El interés concreto de la Universidad de Chile se dio cuando José Rojas se había ido a Brasil, pero después como se devolvió se enfrió”, aseguró.

El zaguero de 25 años finalizó su vínculo con los wanderinos (era un préstamo por un año con opción de compra) y debe presentarse con la dirigencia de River Plate a definir cuál será su futuro, más aún sabiendo que su equipo, al igual que el Romántico Viajero, clasificó a la próxima edición de la Copa Sudamericana.

“El medio uruguayo a veces no es potencialmente beneficioso económicamente para los jugadores y si podemos nosotros también transferir a algunos, mejor. Nos interesa por un lado tener a Mauricio deportivamente, pero si tenemos alguna oferta que nos seduzca y sea buena para él, escucharemos… Nos han llamado un par de representantes y nos han consultado por el jugador y nosotros estamos dispuestos a negociar su ficha”, recalcó Rumbo.

El arribo de Prieto, uno que defendió a los uruguayos en el Mundial sub 20 disputado en Canadá durante 2007, dependerá de las necesidades de Franco en la línea posterior. Osvaldo González por ahora no regresará al Toluca, cuadro que con el arribo del DT José Saturnino Cardozo, tiene casi amarrados los fichajes de los paraguayos de Olimpia Richard Ortiz y Pablo Velázquez, además de que la partida del defensor argentino Diego Novaretti no es segura. El fútbol brasileño aparece nuevamente como una opción concreta para el ex Universidad de Concepción. Vasco Da Gama, equipo contra el que fue figura en la Sudamericana 2011, lo quiere.

La partida de Paulo Garcés como segundo arquero dejó un espacio que aún no saben en el club  si Carlos Alfaro (tercera alternativa) pueda suplir, ya que su corta edad sería la traba y partir a préstamo no es una opción a la cual se cierren.

Pese a que desde Azul Azul aseguran que no hay interés por Mauricio Viana, guardavalla de 23 años que pertenece a Santiago Wanderers, desde la Quinta Región afirman que su proyección y experiencia pese a su juventud (ha sido nominado a la Roja en un par de oportunidades) y el poder aguantar ser reserva de Johnny Herrera lo hacen un jugador idóneo para el puesto.

El resto del panorama azul

Misión número uno. Retener a Charles Aránguiz y Eugenio Mena

El presidente de Azul Azul ya anunció que lograr que Aránguiz y Mena se queden en la U, al menos por un semestre más, resulta primordial. Pese a que actualmente ofertas concretas no han habido, el desempeño tanto nacional como internacional que han tenido en su estadía en el club, hace sumamente complejo el panorama.

Desde Brasil varios equipos  los siguen de cerca pese a que los dos tienen contrato vigente (el Príncipe hasta 2014 y el Keno 2015), sus cláusulas de salida son accesibles para el flujo de dinero que por estos días existe en la liga brasileña.

US$4 millones y US$3 son los montos que respectivamente se deben cancelar, dineros que los azules en el caso de Aránguiz se reparten en igual parte con el Udinese italiano, dueño de la mitad de la carta, mientras que por el zurdo recaudarían el 60% de su venta, puesto que el 40% restante pertenece a Santiago Wanderers, elenco en el que buscan se concrete durante los próximos días una eventual partida para recibir dineros frescos pensando en configurar un plantel competitivo la próxima temporada, entrada económica que igualmente perciben en el caso de Carlos Muñoz en Colo Colo, jugador del cual aún mantienen el 50% de su pase. En el supuesto de que Mena no siguiera, la directiva busca sustituto, aunque además cuenta con Felipe Gallegos, el que aún pertenece a la institución por un año y medio más.

La carpeta azul comenzará a funcionar. Varios rostros conocidos se asoman

Tres son las bajas oficiales que Universidad de Chile tiene hasta el momento y varios son los nombres que reflotan en el CDA pensando en la participación en la Copa Sudamericana de Universidad de Chile este segundo semestre que se viene y la obligación de volver a bajar una nueva estrella.

La salida de Guillermo Marino, uno que por estos días se  encuentra de vacaciones y que en Newell’s Old Boys buscarán repatriarlo (hace un año que desde Rosario han sondeado al jugador, pero el contrato vigente que mantenía con la U frenó las tratativas), allana la llegada del paraguayo Juan Rodrigo Rojas, volante que finalizó su vínculo con O’Higgins y que pese a que su continuidad en Rancagua resulta una prioridad para Eduardo Berizzo, sería imposible retener pensando en lo económico y en que los celestes finalmente no  lograron acceder al plano internacional.

Lorenzo Reyes es otro de los que ha coqueteado con el cuadro estudiantil desde hace un par de temporadas, interés que según aseguran desde la Octava Región sigue vigente.

Ambos jugadores también son tentados desde el extranjero y en el caso del jugador de Huachipato, que posee contrato activo con los acereros, es opción ante una eventual salida de Aránguiz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo